IV Premio Poesía “Gertrudis G. de Avellaneda” I Premio de Micro-Relato “Edith Checa”

lunes, diciembre 10, 2018


IV PREMIO DE POESÍA “GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA” (2019)
I PREMIO DE MICRO-RRELATO “EDITH CHECA” (2019)



La Asociación Cultural y Literaria “La Avellaneda” convoca el IV Premio de poesía “Gertrudis Gómez de Avellaneda” y el I Premio de Micro-Relato “Edith Checa”

El plazo de envío de las obras se cerrará a las 24:00 (hora española) del 31 de enero de 2019.

Objetivos:

A) Recordar a la gran escritora hispano-cubana
Gertrudis Gómez de Avellaneda que vivió en España durante treinta años hasta su muerte en 1873. La inmensa mayoría de su obra: novelas, teatro, relatos y poesía, fue escrita, estrenada y publicada en España. En su testamento legó su cuerpo a la tierra de Sevilla donde está enterrada. Fue rechazada como académica por la Real Academia Española por el sólo hecho de ser mujer. 
B.- Recordar también, a nuestra presidenta, Edith Checa, fallecida el 23 de diciembre de 2017, que tanto contribuyó a la difusión de la cultura desde la radio, sus obras, la prensa, sus conferencias o sus videos en YouTube y en la UNED y que recibió el Premio Dámaso Alonso de la Academia Hispanoamericana de las Buenas Letras 2017 por su labor cultural.

C.- Premiar al mejor poema y al mejor Micro-Relato presentados a ambos certámenes y dar a conocer a los ganadores y a los autores finalistas.

C-. Equiparar a los autores literarios con los autores de otro tipo de obras, como películas, cortos etc., a los que se les permite presentarse y recibir diversos premios por la misma obra.

Bases:
  1. Puede participar cualquier persona mayor de 18 años, de cualquier nacionalidad o residencia. No pueden hacerlo los ganadores de anteriores ediciones del premio y los miembros de la Asociación de la Avellaneda.
  2. La obra presentada debe ser de su autoría y escrito en español. Podrá haber sido premiada con anterioridad, pero no deberá haber sido publicada en libro impreso.
  3. Cada persona podrá enviar tan sólo un poema de su autoría.
  4. Cada persona podrá enviar tan sólo un Micro-Relato de su autoría.
  5. El poema no podrá exceder en ningún caso de 40 versos.
  6. El Micro-Relato no podrá exceder de 150 palabras incluido el título.
  7. El tema del poema deberá ser “al partir” Siendo libre el estilo y la técnica.
  8. El tema del Micro-Relato deberá ser “He cruzado la calle del agua”
  9. Los poemas y micro-relatos deberán ser presentados en archivo Word, letra Arial o similar, y tamaño 12, espacio interlineal sencillo, sin adornos ni dibujos.
  10. El envío del poema se realizará exclusivamente por correo electrónico a la dirección:  premio.poesia.avellaneda@gmail.com
  11. El envío del Micro-Relato se realizará exclusivamente por correo electrónico a la dirección: premio.relato.edithcheca@gmail.com
  12. Se acusará recibo por e-mail de la recepción de cada obra. Se ruega volver a escribir si no se recibe el acuse de recibo en cinco días.
  13. El jurado estará formado por miembros de la Asociación de la Avellaneda. Ellos no conocerán los nombres de los concursantes. Los dos correos de Gmail estarán gestionados por Ricardo Montecatine, viudo de Edith Checa, quién, además de acusar recibo de ellos, enviará al Jurado sólo las obras presentadas y que no formará parte del Jurado.
  14. En el e-mail -pero no en la obra presentada- los autores indicarán sus datos: nombre, apellidos, dirección postal completa y cualquier otro dato que estimen oportuno.
  15. Los premiados no estarán obligados a presentarse al acto de entrega del premio. Si se organiza. El premio se enviará a la cuenta bancaria que indique.
  16. El poema y el Micro-Relato ganadores serán premiados con 200 € cada uno. Habrá sendos segundos premios de 70 euros. Los premios no podrán ser declarado desiertos.
  17. El jurado dará a conocer el fallo de los premios a los ganadores enviándoles la noticia al correo electrónico que hayan utilizado para concursar.
  18. La Asociación enviará el fallo a los medios de comunicación para que se haga público.
  19. Los autores premiados seguirán manteniendo todos los derechos sobre sus obras.
  20. La participación en ambos certámenes implica la aceptación y respeto de todas las normas de las bases. Si algún participante no respetara alguna de las normas será eliminado del certamen.

FORMAS DE LA NIEBLA, los viajes a través de los cantos de Miguel Ángel Manzanas, por Beatriz Pérez Sánchez


FORMAS DE LA NIEBLA
Autor: Miguel Ángel Manzanas
Editorial: Adeshoras
Madrid, 2017
ISBN-978-84-946848-0-7




Cierra entonces los ojos y maldice
lo que ya no será: la música, y la luz, y la palabra...









FORMAS DE LA NIEBLA, los viajes a través de los cantos de Miguel Ángel Manzanas.

¿Por qué se aparta el último poemario de Miguel Ángel Manzanas de la poesía comercial? Tan de moda está la impostura literaria en la actualidad que es muy difícil sostener la buena literatura. En Formas de la niebla el autor la defiende, habla de ella, la canta y la escribe en una historia circular. 

Como todo lo que es hermoso y drástico, 
quisieron imitarla: alquimistas obscenos
fabricaron nostalgias con anémicos aires;
impostores, oscuros mercaderes 
persiguieron la fama, las lujurias del lucro. 
Nadie pudo con ella.
A pesar del embuste, 
siguió su rumbo cierto. Nadie supo copiarla. 
Nada pudo con ella. 

Dieciséis cantos componen Formas de la niebla, todos ellos perfectamente construidos con un amplio léxico. Cabe señalar la armonía y el equilibrio que mantiene el poemario a la hora de conformar su estructura. Proporciones medidas y un trabajo a conciencia por conseguir versos acordes te conducen a un pasaje de cantos, todos muy diversos, con la ciudad como denominador común.
Nubes, cielos, noches, asfalto, bancos, cuerpos, lluvia y algo de llanto transitan los versos del libro. Los periplos del autor pueden transmitirnos el recuerdo de la tierna infancia o explorar su lectura sobre Rimbaud. Viajes por amor y por sexo, a veces por ambos. Con cierta distancia Manzanas expresa cómo es su afecto y su náusea hacia la mediocridad. 

Y la venda en los ojos
no servirá de mucho:
la noche nos cobija, pero no nos comprende.

El poeta, también traductor de escritores portugueses, nos hace viajar por una ciudad que para él tiene suma importancia. Aunque Manzanas no es de nadie, como nos señala en el final del canto décimo, Lisboa sí lo es. A sus ojos aumenta su belleza porque la luz de esta urbe es incomparable a otra. 

Y hay ciudades absurdas
donde brilla el metal,
donde el obtuso abrazo de los hombres
tiene aromas de légamo y de níquel, 
pero Lisboa no. Porque Lisboa 
es un niño que corre en pos de una paloma
la muchacha que tiende sin pudor 
sus ropas interiores 
en la lírica noche

Manzanas observa la realidad de la decadencia humana, personal y física, pero nada de ello puede detenerlo para usar la poesía como medicamento que forme un pensamiento independiente. Porque el poemario es un pasaje hacia la soledad interior, el silencio consciente y la distancia emocional después de la debacle. Formas de la niebla es una oda a la propia libertad como respuesta a las frustraciones que aporta la vida.

                                                                                       Beatriz Pérez Sánchez
                                                                 Barcelona, 7 de diciembre de 2018. 





Miguel Ángel Manzanas (Madrid, 1980) ha sido merecedor de varios premios literarios nacionales e internacionales, entre ellos el Premio de Poesía Federico García Lorca por Viviendo de reojo (Editorial Universidad de Granada, 2004). También ha publicado los poemarios Cuaderno de paseo (Ediciones Vitruvio, 2012) y Formas de la niebla (Editorial Adeshoras, 2017). En su faceta de traductor, cabe destacar la saga de poetas portugueses olvidados que viene apareciendo en la sección digital de la revista Turia, así como la traducción del Sermón de San Antonio a los peces del Padre António Vieira y del Diario del último año de Florbela Espanca.

Agenda de desembre 2018 de l'ACEC - Agenda de diciembre 2018 de la ACEC




HERENCIA, la resiliencia interna de Ana Vega por Beatriz Pérez Sánchez.

jueves, noviembre 29, 2018



Autora: Ana Vega
Editorial: Canalla ediciones
Madrid, 2017
ISBN: 978-84-948080-3-6


¿Quién dijo que los fuertes no sufren, que no son también vulnerables? ¿O que la aparente vulnerabilidad no oculta una enorme resiliencia interna?
Marisol Sánchez Gómez



Como la misma Ana Vega interpreta, la herencia que te equipara a las ratas y te distancia de la tranquilidad es tu marca, tu estigma y tu distintivo.

Sentir esa antigua herencia
tan arraigada
que te perfora
y quizá explica
cierta marca entre las piernas
u hostilidad en el rostro.
Atada pues de por vida
a la miseria y las ratas
pero nunca a la mansedumbre.

Sigo a Ana Vega desde que la leí en el verano del año 2016 en la antología 20 con 20, diálogo con poetas españolas actuales. Unos meses más tarde la volví a encontrar en uno de los ensayos sobre poesía de la Dra. Marisol Sánchez Gómez en Box8, contra el silencio, obstinadamente de la editorial Fundamentos. Desde la primera lectura me llamó la atención su forma de transmitir el malestar psíquico de forma comprometida, pero sencilla y elegante a la vez. Su latente vulnerabilidad no carecía de fuerza. Y las imágenes de su poesía eran delicadas y hermosas.

HERENCIA: Del latín haerentia forma neutro plural del participio activo de haerēre estar adherido, influido en su significado por heredar.

  1. f. Conjunto de bienes, derechos y obligaciones que, al morir alguien, son transmisibles a sus herederos o a sus legatarios.

Herencia es el último libro de Vega. En él nos habla del legado que le dejó su filiación. Una sucesión desafortunada, un patrimonio de miseria y una transmisión enferma. Tu origen te marca, te persigue y es una pesadilla que se repite sin parar.

Siento la piel cargada de noches en vela de otros.
Mi madre me dijo una vez que mi última cama
había pertenecido a una niña enferma.
Desde entonces siento cierto peso encima,
también cierta vinculación.

Como la buena poesía confesional, Vega hace que te impliques en su angustia para que la notes, para que la compartas con ella de alguna manera. Te repite algunas palabras, las personaliza y te las entrega sin aspavientos, ni pretensiones. Porque Herencia es una tabla de salvación, una creación para coger aire y poder seguir. Las palabras sirven para agarrarse a la vida y, sobre ello, la autora tiene un extenso conocimiento.

Siento una especie de vértigo cercano
frente al mar a veces,
un recuerdo conocido,
y una cierta atracción desesperada.

Y colocada desde ese lugar, la autora escribe y describe su exceso de vida interna en forma de poemas hondos, que calan y que no dejan al lector de manera ilesa. Como una futbolista lanza una pelota en forma de versos y corre tras ellos. Es su forma de encapsular tanta desazón. Y a pesar del desasosiego que expresan, sus textos son elaborados, estructurados y guardan unos finales exquisitos.

La herencia no me ha ensañado nada,
tan sólo a repetir los errores
de manera más incauta posible.
Así de absurdo es el ser humano.

Y ante un mandato que no soñabas, Herencia surge como palabra que reconcilia con tu pasado y tu presente. Porque las palabras reparan el dolor que brota de un interior dañado, dejándolas fuera, reconstruidas y tranquilas.

MAIZ

Mi padre luce
una dentadura perfecta,
cuestión de herencia,
dicen.
O de apretar los dientes.
Mi padre recuerda aún hoy
la ferocidad con la que éstos
devoraban el maíz crudo
para quebrar el hambre.
Dicha herencia

nos impide
aflojar la mandíbula
en esta casa.

SI PRETENDES IMPEDIR QUE HABLE

Si pretendes impedir que hable
o piense o diga ambas cosas
debes atar bien fuerte mis muñecas
y coserme la boca con tal brutalidad
que impidas que yo misma
me devore los labios
hasta escupir todo silencio.
He de decirte que tengo
cierta tendencia a romper toda atadura
y alzarme de nuevo desde la nada.
Y contra esto he decirte, también,
es imposible cualquier intento
de silenciarme.


Más información sobre la autora:


José Azel, nuevo libro: Libertad para novatos

LIBERTAD PARA NOVATOS

OCHENTA ENSAYOS SOBRE LA LIBERTAD
Por José Azel

¿Por qué la libertad no es un subproducto de la prosperidad sino una de sus causas?
¿Cómo y por qué las buenas intenciones de la izquierda colectivista conducen al infierno?
Azel logra con este libro lo que Frédéric Bastiat consiguiera en Francia y Henry Hazlit en Estados Unidos: aunar el sentido comúm, la observación inteligente y la enjundia académica.
Estupendo,
Carlos Alberto Montaner
Adquiéralo en Amazon


José Azel nació en Cuba y llegó a los Estados Unidos a los 13 años  como Pedro Pan. Es licenciado en Administración Empresarial y tiene un doctorado en Asuntos Internacionales.
Ha testificado ante el Congreso de EE.UU. sobre Seguridad Nacional y política con Cuba. Estudia la situación cubana y las estrategias para la Cuba post-Castro.
El Dr. Azel es autor de los libros Mañana en CubaPedazos y VacíosReflexiones sobre la libertad y Reflections on Freedom.

Actividades de Puentes Culturales



DESCUIDADO CON LA FORTUNA, el testamento poético de Menno Wigman por Beatriz Pérez Sánchez.

miércoles, noviembre 21, 2018


Menno Wigman
Editorial: Ravenswood Book
Octubre, 2018
Traducción: Antonio Cruz Romero
ISBN: 978-84-946382-9-9


Resulta severo y crudo que leyendo poesía puedas experimentar que los muertos te miren directamente a los ojos desde los canales de Ámsterdam, que las habitaciones huelan a humedad, notar el apestoso olor a cerveza de los bares y que el frío, el inmenso frío interno y externo, lo sientas como si estuvieras dentro del poema más bello que leíste jamás. Nunca antes las tonalidades blancas fueron tan diversas en poesía.



“… y me desperté asustado, indefenso, en una sala blanca.
Entonces de mi regazo eché a patadas a la Belleza
y aparecí cantando un siniestro relato.”

Descuidado con la fortuna me llegó un viernes. Recuerdo perfectamente el momento que recogí el paquete amarillo del buzón, pero no recuerdo cómo era la luz de la entrada de mi edificio ese día, ni si yo estaba triste, taciturna o preocupada por algún problema ordinario. Si Wigman hubiera estado conmigo en ese momento hubiera podido plasmar perfectamente ese instante y convertirlo en algo delicado, porque parece que, entre otras capacidades, tenía la sensibilidad de hacer hermoso el lado más sombrío de la vida.
La poesía de Wigman tiene unos ejes muy marcados para hacer bello lo dramático. Sus textos se resuelven entre el instante presente, el recuerdo, la luz y el ambiente exterior e interior. No es que nevaba, es que además de nevar, la muerte estaba presente junto al frío que puede ser gélido hasta calarte los huesos. Las paredes pueden ser muy húmedas si se mezclan con los excesos de las drogas y la melancolía. Una madre, muy presente en el poemario, que se viste frente a un espejo cuando eras niño para ir a una fiesta y que luego desparece de todas ellas. Todo es exquisito en este libro.

De repente, muy extraño, un miércoles de vieja luz,
tienes que ir a la escuela y por la mañana una mano frota
el sueño de tus ojos con saliva, la fila,
la lección de cálculo y luego agua, blanco
y sagradamente te vas nadando.

¿Quién no estuvo yaciendo en un hospital entre paredes de un blanco asépticamente impoluto? ¿Quién no se preguntó si bebió demasiado alcohol alguna vez? ¿Acaso tanta lectura no nos sofoca creándonos demasiadas preguntas sin respuesta? Es muy difícil no sentirse identificado con algunos de esas circunstancias descritas con una voz poética tan especial, un ritmo tan sosegado y unos versos oscurecidos que te conducen por las calles que cruzan el río Ámstel, por sus reminiscencias y por su tiempo de convivencia con la muerte.

Duele mucho pensar en una sociedad enferma y postmoderna en la cual la gente se ama menos mientras no puedes dejar de escribir que tu corazón está físicamente dañado. ¿Acaso no es razonable obsesionarse cuando tienes delante tu propia muerte? El autor nos evoca recuerdos infantiles y de juventud con la nostalgia del adulto, acercando al presente aquello que ya no está, pero que la memoria no nos ha permitido borrar. Lúcidos y sin menoscabar en alguna ironía, así son los versos del poeta al que tantas preguntas sobrevenían durante la madrugada.

Y ahora, casi treinta y seis años, enfermo y huraño,
alejado por la poesía de todo cuanto te rodea,
ahora te miras la mano y escupes en tu pluma.
¿Es repugnancia? ¿Odio a ti mismo? ¿Quizá impotencia?
Nunca tendrías que haber visto un poema.

Desconozco por completo el idioma neerlandés, pero no soy ajena a lo que significa la tarea de una buena traducción. Antonio Cruz no sólo traduce, también se implica personalmente en dicha labor. No es un trabajo, es una pasión por hacernos llegar de la manera más sincera y personalizada la obra de Wigman. Aprovecho estas líneas para sugerir la lectura del Diario de Ámsterdam que se puede encontrar en el blog de este escritor y traductor en el siguiente enlace: http://antoniocruzromero.blogspot.com/

En días lúgubres para la poesía actual a causa del ascenso de la poesía comercial, de la exhibición y del espectáculo de masas, Menno Wigman provoca que caigas al suelo desolada por la belleza de sus imágenes y sus meditaciones para luego permanecer con en sus paisajes observando el paso de sus nubes, deformes y lejanas.

Despegamos. Una nube, luego otra nube, así es como pasaste años después de tu muerte…

Beatriz Pérez Sánchez
18 de noviembre de 2018.

Nota del traductor:
Fotografía de Daniel Cohen
Menno Wigman (1966-2018). Poeta, traductor, ensayista y editor de poesía, está considerado el poeta en lengua neerlandesa más brillante de su generación. Sus influencias literarias caminan por el oscuro romanticismo de E.A. Poe, pasando por el simbolismo de los decadentistas Laforgue, Lorrain, y por supuesto Baudeleire y los poètes maudits, con giro al final en el que su poesía queda atravesada por el postmodernismo más absoluto. Definido como "El dandi de la desilusión", el sugerente y singular de Wigman rebosa de un doloroso y agónico romanticismo que tiene lugar en oscuros poemas, no exentos de fina ironía y humor, repletos de situaciones intensas y dramáticas. Wigman encarna a la perfección el nuevo poeta maldito, con cuya triste muerte, acaecida en febrero de 2018, los Países Bajos y la lengua neerlandesa perdieron a uno de los poetas más importantes de las últimas décadas. Descuidado con la fortuna es su último poemario, que a modo de testamento poético resume un estilo único de componer poesía.”
Antonio Cruz Romero



OPNAME (INGRESO)


Het kan je overkomen in een pashok,
je pakt een jas, trekt weg en zakt ineen.

Het kan gebeuren bij een zebrapad
of in een kassarij – bij tastbaar licht

of ’s nachts wanneer je op een foto klikt.
De dag zal komen, niet meteen, niet nu,

maar plotseling is daar het kale uur.
De wereld kantelt en de film begint:

een veld vol varens, golvend licht, je hoort
je moeders stem en zweeft en valt en stikt.

En nu je lichaam in het Lucas ligt
komt traag en zwaar een zon op in je hoofd.

Het daagt. Je hart heeft moeten hoesten. Even,
heel even viel de stroom uit in je bast.

Je ligt en wacht. En onder je twee voeten
die morgen onversaagd de straat begroeten.

INGRESO (OPNAME)

Puede suceder en un probador,
coges un abrigo, te alejas y te desplomas.

Puede suceder en un paso de cebra
o en un cajero – junto a la luz tangible

o de la noche cuando haces clic sobre una imagen.
El día llegará, no de inmediato, no ahora,

pero de repente ahí aparece la hora desgastada.
El mundo se inclina y da comienzo la película:

un campo lleno de helechos, luz ondulada, escuchas
la voz de tu madre y flota, cae y se asfixia.

Y ahora que tu cuerpo yace en el Hospital de San Lucas
nace un sol lento y pesado en tu cabeza.

Amanece. Tu corazón tiene que toser. Incluso
por un momento se produjo un fallo eléctrico en tu corteza.

Yaces y esperas. Y bajo tus dos pies
que mañana saludarán impávidos la calle.


TOT DE BODEM (HASTA EL FONDO)

Een kroeg bezoeken en naar glazen grijpen,
je geest, een luchtballon, van zandzakken bevrijden,
steeds hoger stijgen en blijmoedig verder hijsen,
de hoogste tijd, een nieuwe kroeg, je geld, je jas,
zo dweil je door de koude voorjaarsnacht en pist,
je bent een man of niet, schuimkringen in de gracht.

Ik las dat de politie bij elk waterlijk
(het gaat om meer dan vijftig doden in drie jaar)
sinds kort meteen naar open gulpen kijkt.
Hoe drank een vloek over de grachten verft.
Hoe water ’s nachts naar mensen grijpt.

Een flits van speelgoed, stranden, tuinen en tv.
Naar kades klauwen, in je kreten stikken, rond
die luchtbel, rond je hoofd, een engel die niet komt,
o de gestorven zomers in je mond.

HASTA EL FONDO

Visitar una taberna y agarrar unos vasos,
tu ánimo, un globo aerostático, liberado de sacos de arena,
elevándose cada vez más alto y luego jadeando animadamente,
la hora límite, una nueva taberna, tu dinero, tu abrigo,
así deambulas por la fría noche primaveral, y orinas,
eres o no eres un hombre, círculos de espuma en canal.

Leí que la policía, con cada cadáver que sacan del agua
(van más de cincuenta muertos en tres años)
mira directamente si tiene la cremallera abierta.
Cuánta bebida tiñe de blasfemias los canales.
Cuánta agua alcanza a la gente por las noches.

Un fogonazo de juguetes, playas, jardines y televisores.
Hacia las garras del muelle, en tus gritos ahogados, alrededor
de la burbuja, alrededor de tu cabeza, un ángel que no llega,
oh, los veranos muertos en tu boca.

ONEINDIG WAKKER (INFINITAMENTE DESPIERTO)

Rühmen, das ists!
Rilke

Mooie dingen, allemaal mooie dingen:
je hand die voor het eerst een kattenvacht streelt,
je moeder die bezorgd je knie verbindt,
zes moegedraafde paarden in de zon,
het onweer waar augustus mee begon,
Diana’s hand die naar je broek afgleed,
haar lichaam waar je blind de weg in vond,
de kleur van een kwatrijn van J.C. Bloem,
Nick Cave die dwars door Paradiso zong,
een woord als moerbei, huisraad, ravelijn,
de vondst van een nog net niet schurftig rijm:–
mooie dingen, allemaal mooie dingen
zoals de treinen waarop ik gezoend heb,
het zachte golven van een dranklokaal,
een meisjeskamer die naar adel geurt,
het wonder dat geen dag zich ooit herhaalt,
o mooie dingen en mijn mond benoemt het
voor ik me met het domme zwart verzoend heb.


INFINITAMENTE DESPIERTO
Rühmen, das ists!
Rilke




Cosas hermosas, sólo cosas hermosas:
tu mano que por vez primera acaricia el pelaje de un gato,
tu madre que se preocupa de vendar tu rodilla,
seis caballos cansados de trotar al sol,
la tormenta donde agosto comenzó,
la mano de Diana que se deslizaba hacia tu pantalón,
su cuerpo en donde a ciegas hallaste el camino,
el color de un cuarteto de J. C. Bloem,
Nick Cave que cantó con rebeldía en Paradiso,
una palabra como morera, ajuar, revellín,
el hallazgo de una rima casi sarnosa:
cosas hermosas, sólo cosas hermosas,

como los trenes donde me he besado,
el suave fluir de una licorería,
el cuarto de la niña que huele a nobleza,
el milagro de que ningún día se repite jamás,
oh, cosas hermosas y mi boca las nombra
antes de haberme reconciliado con el estúpido negror.




Ábreme si me quieres conocer. Antología sobre la obra de Saray Pavón Márquez

domingo, noviembre 04, 2018

Ábreme si me quieres conocer. Antología sobre la obra de Saray Pavón Márquez por Beatriz Pérez Sánchez.


Antología de Saray Pavón Márquez
Prólogo de Ramsés Torres García
http://saraypavon.blogspot.com/
2ª edición: Enero 2015


A veces quiero subir a lo más alto de mí y gritar…

Pavón Máquez se ha comprometido con el arte. Para repensarse se puso un anillo en forma de textos e imagen y comenzó a volar. A su boda no acudieron jamás invitados convencionales. La autora se colocó frente al altar y gritó con todas sus fuerzas. Y de esos aullidos están compuestos estos siete poemarios que conforman Ábreme si me quieres conocer.

Sólo soy una mujer
que se arruga.
Mi voz y mi cuerpo
han cambiado
y ahora me descubro
vaciándome de recuerdos,
saltando al vacío de los versos,
helada y quieta
sin atreverme a escribir un final.

La autora nos enseña su camino como mujer con problemas de mujeres contemporáneas: el malestar físico y psíquico en todas sus formas posibles. El cuerpo está muy presente en la obra de la poeta, así como el amor-dolor dentro de los vínculos y el sufrimiento social por lo que ocurre a nuestro alrededor. Apasionadamente nos quiere mostrar que jugar con el límite entre la denuncia y el erotismo es complejo, pero ella quiere exhibirlo con total libertad. En sus poemarios Esferas y Sexplicidad, Pavón Márquez es valiente y deja fluir versos atrevidos y muy directos sobre su imaginario más íntimo. Sola o en compañía, su poesía puede dedicarse a un otro o puede hablar del placer en solitario sin ningún tipo de mordaza.

El lenguaje subjuntivo
se hunde en el costado
o en esos labios
incapaces de sonreír,
se desliza por mí
en cascada,
se abre paso
y recorre
mi desnudez.

En una sociedad en la cual las mujeres todavía son tachadas de impúdicas, locas o radicales si manifiestan sus deseos o sus pensamientos fuera de la norma, la poeta se propone como modelo para romper con el lastre que nos ahoga y colectivizar su libertad de expresión y de denuncia.

Amor-atados:
Si me atas se irá el amor,
sólo quedarán versos
amoratados,
así que: no te confundas,
no pretendas colonizarme;
el amor, ese sátiro que se cuela
por las ventanas y ascensores,
no entiende de grilletes,
horarios, ni promesas.

Literatura de penumbra es un paseo por la enfermedad mental con un enfoque tan inocente como áspero. Es un poemario duro, fuerte e interesante que denuncia desde la más tierna crudeza los infiernos internos y externos del dolor psíquico.

La baba cayéndose de la boca,
la pena sin tamaño
que traspasa
el párpado
y lo araña,
y multiplica
las pesadillas.
Así lo encontraron bajo las sábanas.

En esta antología la autora acompaña su propio material visual con el de los artistas Ramón Martínez Márquez, Sara Álvarez Gómez, José Peñaloza, Miguel Agramonte, Dante Osiris Salinas y Massimiliano Marrani. Al compás de los textos se entrelazan dibujos, bocetos y fotografías en blanco y negro que parecen mutar según la intensidad del texto.

La ciudad, el café cotidiano y las sábanas nos contextualizan a la autora en diversos escenarios externos. Internamente los pájaros, las habitaciones vacías y la noche son protagonistas y transitan por todos sus poemarios. Estos son únicamente algunos ejemplos de una simbología muy rica y una experiencia vital extensa marcado sus versos. Ábreme si me quieres conocer podría resultar excesivo si se observa desde la cantidad de producción creativa, pero el lector debe seleccionar los espacios de lectura para comprender que en tanto desborde se encuentra la pasión de Saray Pavón por el arte en todas sus formas.

En ese compromiso con la expresión y sus diversas disciplinas, Saray Pavón seguirá gritando y de esos gritos surgirán palabras contra el vacío.

CONCURSOS LITERARIOS 2019 - TORREMOZAS

XXXI PREMIO "ANA MARÍA MATUTE" DE NARRATIVA DE MUJERES

Extensión de los originales: Relatos de un máximo de 12 folios, con un tamaño de letra mínimo de 11 puntos y 30 líneas máximo por hoja.

Idioma: Español.

Restricciones: Un solo relato por concursante. Originales inéditos, no premiados anteriormente.

Autoría: Deberán ir firmados por sus autoras, incluyendo en el ejemplar sus datos personales y una breve reseña bio-bibliogáfica.

Número de ejemplares a enviar: Uno.

Fecha tope de envío de los originales: 31 de diciembre de 2018. (se tendrá en cuenta el matasellos de correos).

Premio: 150 euros y edición del relato ganador, junto a los finalistas, en la Colección "ETC".
No se devuelven los originales.
•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

XXXII PREMIO “VOCES NUEVAS” de Poesía

Originales a enviar: 10 poemas.

Idioma: Español.

Restricciones: Para poetisas que no hayan publicado nunca un libro de poesía.
Autoría: Enviar firmados, incluyendo nota biográfica.

Número de ejemplares a enviar: Uno.

Fecha tope de envío de los originales: 28 de febrero de 2019.

Premio: Con los poemas seleccionados se publicará, bajo el título de “Voces Nuevas”, un volumen de la Colección Torremozas. Con un máximo de 10 autoras.
El concurso Voces Nuevas admite los envíos por e-mail:  ediciones@torremozas.com
•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

XXXVI PREMIO “CARMEN CONDE” DE POESÍA DE MUJERES


Extensión de los originales:  600-800 versos.

Idioma: Español.

Restricciones: Un solo original por concursante, inéditos y no premiados anteriormente.

Autoría: Deberán ir firmados por sus autoras, incluyendo en el ejemplar sus datos personales (nombre, dirección, teléfono y correo electrónico) y una breve reseña bio-bibliográfica.

Número de ejemplares a enviar: Uno.

Fecha tope de envío de los originales: 15 de marzo de 2019.

Premio: Publicación del libro ganador en la Colección Torremozas, con entrega de 50 ejemplares para la autora.

No se devuelven los originales.
•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••
Todos los envíos, indicando el Premio al que van destinados, deberán enviarse a:
Ediciones Torremozas. Apartado 19.032.- 28080 Madrid. España.

Si se manda por agencia, consultar dirección postal.

Sólo se admite por e-mail el concurso Voces Nuevas.
Consulta las bases completas en nuestra web: www.torremozas.com  en la sección Premios. 

IV Premio Poesía “Gertrudis G. de Avellaneda” I Premio de Micro-Relato “Edith Checa”

lunes, diciembre 10, 2018


IV PREMIO DE POESÍA “GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA” (2019)
I PREMIO DE MICRO-RRELATO “EDITH CHECA” (2019)



La Asociación Cultural y Literaria “La Avellaneda” convoca el IV Premio de poesía “Gertrudis Gómez de Avellaneda” y el I Premio de Micro-Relato “Edith Checa”

El plazo de envío de las obras se cerrará a las 24:00 (hora española) del 31 de enero de 2019.

Objetivos:

A) Recordar a la gran escritora hispano-cubana
Gertrudis Gómez de Avellaneda que vivió en España durante treinta años hasta su muerte en 1873. La inmensa mayoría de su obra: novelas, teatro, relatos y poesía, fue escrita, estrenada y publicada en España. En su testamento legó su cuerpo a la tierra de Sevilla donde está enterrada. Fue rechazada como académica por la Real Academia Española por el sólo hecho de ser mujer. 
B.- Recordar también, a nuestra presidenta, Edith Checa, fallecida el 23 de diciembre de 2017, que tanto contribuyó a la difusión de la cultura desde la radio, sus obras, la prensa, sus conferencias o sus videos en YouTube y en la UNED y que recibió el Premio Dámaso Alonso de la Academia Hispanoamericana de las Buenas Letras 2017 por su labor cultural.

C.- Premiar al mejor poema y al mejor Micro-Relato presentados a ambos certámenes y dar a conocer a los ganadores y a los autores finalistas.

C-. Equiparar a los autores literarios con los autores de otro tipo de obras, como películas, cortos etc., a los que se les permite presentarse y recibir diversos premios por la misma obra.

Bases:
  1. Puede participar cualquier persona mayor de 18 años, de cualquier nacionalidad o residencia. No pueden hacerlo los ganadores de anteriores ediciones del premio y los miembros de la Asociación de la Avellaneda.
  2. La obra presentada debe ser de su autoría y escrito en español. Podrá haber sido premiada con anterioridad, pero no deberá haber sido publicada en libro impreso.
  3. Cada persona podrá enviar tan sólo un poema de su autoría.
  4. Cada persona podrá enviar tan sólo un Micro-Relato de su autoría.
  5. El poema no podrá exceder en ningún caso de 40 versos.
  6. El Micro-Relato no podrá exceder de 150 palabras incluido el título.
  7. El tema del poema deberá ser “al partir” Siendo libre el estilo y la técnica.
  8. El tema del Micro-Relato deberá ser “He cruzado la calle del agua”
  9. Los poemas y micro-relatos deberán ser presentados en archivo Word, letra Arial o similar, y tamaño 12, espacio interlineal sencillo, sin adornos ni dibujos.
  10. El envío del poema se realizará exclusivamente por correo electrónico a la dirección:  premio.poesia.avellaneda@gmail.com
  11. El envío del Micro-Relato se realizará exclusivamente por correo electrónico a la dirección: premio.relato.edithcheca@gmail.com
  12. Se acusará recibo por e-mail de la recepción de cada obra. Se ruega volver a escribir si no se recibe el acuse de recibo en cinco días.
  13. El jurado estará formado por miembros de la Asociación de la Avellaneda. Ellos no conocerán los nombres de los concursantes. Los dos correos de Gmail estarán gestionados por Ricardo Montecatine, viudo de Edith Checa, quién, además de acusar recibo de ellos, enviará al Jurado sólo las obras presentadas y que no formará parte del Jurado.
  14. En el e-mail -pero no en la obra presentada- los autores indicarán sus datos: nombre, apellidos, dirección postal completa y cualquier otro dato que estimen oportuno.
  15. Los premiados no estarán obligados a presentarse al acto de entrega del premio. Si se organiza. El premio se enviará a la cuenta bancaria que indique.
  16. El poema y el Micro-Relato ganadores serán premiados con 200 € cada uno. Habrá sendos segundos premios de 70 euros. Los premios no podrán ser declarado desiertos.
  17. El jurado dará a conocer el fallo de los premios a los ganadores enviándoles la noticia al correo electrónico que hayan utilizado para concursar.
  18. La Asociación enviará el fallo a los medios de comunicación para que se haga público.
  19. Los autores premiados seguirán manteniendo todos los derechos sobre sus obras.
  20. La participación en ambos certámenes implica la aceptación y respeto de todas las normas de las bases. Si algún participante no respetara alguna de las normas será eliminado del certamen.

FORMAS DE LA NIEBLA, los viajes a través de los cantos de Miguel Ángel Manzanas, por Beatriz Pérez Sánchez


FORMAS DE LA NIEBLA
Autor: Miguel Ángel Manzanas
Editorial: Adeshoras
Madrid, 2017
ISBN-978-84-946848-0-7




Cierra entonces los ojos y maldice
lo que ya no será: la música, y la luz, y la palabra...









FORMAS DE LA NIEBLA, los viajes a través de los cantos de Miguel Ángel Manzanas.

¿Por qué se aparta el último poemario de Miguel Ángel Manzanas de la poesía comercial? Tan de moda está la impostura literaria en la actualidad que es muy difícil sostener la buena literatura. En Formas de la niebla el autor la defiende, habla de ella, la canta y la escribe en una historia circular. 

Como todo lo que es hermoso y drástico, 
quisieron imitarla: alquimistas obscenos
fabricaron nostalgias con anémicos aires;
impostores, oscuros mercaderes 
persiguieron la fama, las lujurias del lucro. 
Nadie pudo con ella.
A pesar del embuste, 
siguió su rumbo cierto. Nadie supo copiarla. 
Nada pudo con ella. 

Dieciséis cantos componen Formas de la niebla, todos ellos perfectamente construidos con un amplio léxico. Cabe señalar la armonía y el equilibrio que mantiene el poemario a la hora de conformar su estructura. Proporciones medidas y un trabajo a conciencia por conseguir versos acordes te conducen a un pasaje de cantos, todos muy diversos, con la ciudad como denominador común.
Nubes, cielos, noches, asfalto, bancos, cuerpos, lluvia y algo de llanto transitan los versos del libro. Los periplos del autor pueden transmitirnos el recuerdo de la tierna infancia o explorar su lectura sobre Rimbaud. Viajes por amor y por sexo, a veces por ambos. Con cierta distancia Manzanas expresa cómo es su afecto y su náusea hacia la mediocridad. 

Y la venda en los ojos
no servirá de mucho:
la noche nos cobija, pero no nos comprende.

El poeta, también traductor de escritores portugueses, nos hace viajar por una ciudad que para él tiene suma importancia. Aunque Manzanas no es de nadie, como nos señala en el final del canto décimo, Lisboa sí lo es. A sus ojos aumenta su belleza porque la luz de esta urbe es incomparable a otra. 

Y hay ciudades absurdas
donde brilla el metal,
donde el obtuso abrazo de los hombres
tiene aromas de légamo y de níquel, 
pero Lisboa no. Porque Lisboa 
es un niño que corre en pos de una paloma
la muchacha que tiende sin pudor 
sus ropas interiores 
en la lírica noche

Manzanas observa la realidad de la decadencia humana, personal y física, pero nada de ello puede detenerlo para usar la poesía como medicamento que forme un pensamiento independiente. Porque el poemario es un pasaje hacia la soledad interior, el silencio consciente y la distancia emocional después de la debacle. Formas de la niebla es una oda a la propia libertad como respuesta a las frustraciones que aporta la vida.

                                                                                       Beatriz Pérez Sánchez
                                                                 Barcelona, 7 de diciembre de 2018. 





Miguel Ángel Manzanas (Madrid, 1980) ha sido merecedor de varios premios literarios nacionales e internacionales, entre ellos el Premio de Poesía Federico García Lorca por Viviendo de reojo (Editorial Universidad de Granada, 2004). También ha publicado los poemarios Cuaderno de paseo (Ediciones Vitruvio, 2012) y Formas de la niebla (Editorial Adeshoras, 2017). En su faceta de traductor, cabe destacar la saga de poetas portugueses olvidados que viene apareciendo en la sección digital de la revista Turia, así como la traducción del Sermón de San Antonio a los peces del Padre António Vieira y del Diario del último año de Florbela Espanca.

Agenda de desembre 2018 de l'ACEC - Agenda de diciembre 2018 de la ACEC




HERENCIA, la resiliencia interna de Ana Vega por Beatriz Pérez Sánchez.

jueves, noviembre 29, 2018



Autora: Ana Vega
Editorial: Canalla ediciones
Madrid, 2017
ISBN: 978-84-948080-3-6


¿Quién dijo que los fuertes no sufren, que no son también vulnerables? ¿O que la aparente vulnerabilidad no oculta una enorme resiliencia interna?
Marisol Sánchez Gómez



Como la misma Ana Vega interpreta, la herencia que te equipara a las ratas y te distancia de la tranquilidad es tu marca, tu estigma y tu distintivo.

Sentir esa antigua herencia
tan arraigada
que te perfora
y quizá explica
cierta marca entre las piernas
u hostilidad en el rostro.
Atada pues de por vida
a la miseria y las ratas
pero nunca a la mansedumbre.

Sigo a Ana Vega desde que la leí en el verano del año 2016 en la antología 20 con 20, diálogo con poetas españolas actuales. Unos meses más tarde la volví a encontrar en uno de los ensayos sobre poesía de la Dra. Marisol Sánchez Gómez en Box8, contra el silencio, obstinadamente de la editorial Fundamentos. Desde la primera lectura me llamó la atención su forma de transmitir el malestar psíquico de forma comprometida, pero sencilla y elegante a la vez. Su latente vulnerabilidad no carecía de fuerza. Y las imágenes de su poesía eran delicadas y hermosas.

HERENCIA: Del latín haerentia forma neutro plural del participio activo de haerēre estar adherido, influido en su significado por heredar.

  1. f. Conjunto de bienes, derechos y obligaciones que, al morir alguien, son transmisibles a sus herederos o a sus legatarios.

Herencia es el último libro de Vega. En él nos habla del legado que le dejó su filiación. Una sucesión desafortunada, un patrimonio de miseria y una transmisión enferma. Tu origen te marca, te persigue y es una pesadilla que se repite sin parar.

Siento la piel cargada de noches en vela de otros.
Mi madre me dijo una vez que mi última cama
había pertenecido a una niña enferma.
Desde entonces siento cierto peso encima,
también cierta vinculación.

Como la buena poesía confesional, Vega hace que te impliques en su angustia para que la notes, para que la compartas con ella de alguna manera. Te repite algunas palabras, las personaliza y te las entrega sin aspavientos, ni pretensiones. Porque Herencia es una tabla de salvación, una creación para coger aire y poder seguir. Las palabras sirven para agarrarse a la vida y, sobre ello, la autora tiene un extenso conocimiento.

Siento una especie de vértigo cercano
frente al mar a veces,
un recuerdo conocido,
y una cierta atracción desesperada.

Y colocada desde ese lugar, la autora escribe y describe su exceso de vida interna en forma de poemas hondos, que calan y que no dejan al lector de manera ilesa. Como una futbolista lanza una pelota en forma de versos y corre tras ellos. Es su forma de encapsular tanta desazón. Y a pesar del desasosiego que expresan, sus textos son elaborados, estructurados y guardan unos finales exquisitos.

La herencia no me ha ensañado nada,
tan sólo a repetir los errores
de manera más incauta posible.
Así de absurdo es el ser humano.

Y ante un mandato que no soñabas, Herencia surge como palabra que reconcilia con tu pasado y tu presente. Porque las palabras reparan el dolor que brota de un interior dañado, dejándolas fuera, reconstruidas y tranquilas.

MAIZ

Mi padre luce
una dentadura perfecta,
cuestión de herencia,
dicen.
O de apretar los dientes.
Mi padre recuerda aún hoy
la ferocidad con la que éstos
devoraban el maíz crudo
para quebrar el hambre.
Dicha herencia

nos impide
aflojar la mandíbula
en esta casa.

SI PRETENDES IMPEDIR QUE HABLE

Si pretendes impedir que hable
o piense o diga ambas cosas
debes atar bien fuerte mis muñecas
y coserme la boca con tal brutalidad
que impidas que yo misma
me devore los labios
hasta escupir todo silencio.
He de decirte que tengo
cierta tendencia a romper toda atadura
y alzarme de nuevo desde la nada.
Y contra esto he decirte, también,
es imposible cualquier intento
de silenciarme.


Más información sobre la autora:


José Azel, nuevo libro: Libertad para novatos

LIBERTAD PARA NOVATOS

OCHENTA ENSAYOS SOBRE LA LIBERTAD
Por José Azel

¿Por qué la libertad no es un subproducto de la prosperidad sino una de sus causas?
¿Cómo y por qué las buenas intenciones de la izquierda colectivista conducen al infierno?
Azel logra con este libro lo que Frédéric Bastiat consiguiera en Francia y Henry Hazlit en Estados Unidos: aunar el sentido comúm, la observación inteligente y la enjundia académica.
Estupendo,
Carlos Alberto Montaner
Adquiéralo en Amazon


José Azel nació en Cuba y llegó a los Estados Unidos a los 13 años  como Pedro Pan. Es licenciado en Administración Empresarial y tiene un doctorado en Asuntos Internacionales.
Ha testificado ante el Congreso de EE.UU. sobre Seguridad Nacional y política con Cuba. Estudia la situación cubana y las estrategias para la Cuba post-Castro.
El Dr. Azel es autor de los libros Mañana en CubaPedazos y VacíosReflexiones sobre la libertad y Reflections on Freedom.

Actividades de Puentes Culturales



DESCUIDADO CON LA FORTUNA, el testamento poético de Menno Wigman por Beatriz Pérez Sánchez.

miércoles, noviembre 21, 2018


Menno Wigman
Editorial: Ravenswood Book
Octubre, 2018
Traducción: Antonio Cruz Romero
ISBN: 978-84-946382-9-9


Resulta severo y crudo que leyendo poesía puedas experimentar que los muertos te miren directamente a los ojos desde los canales de Ámsterdam, que las habitaciones huelan a humedad, notar el apestoso olor a cerveza de los bares y que el frío, el inmenso frío interno y externo, lo sientas como si estuvieras dentro del poema más bello que leíste jamás. Nunca antes las tonalidades blancas fueron tan diversas en poesía.



“… y me desperté asustado, indefenso, en una sala blanca.
Entonces de mi regazo eché a patadas a la Belleza
y aparecí cantando un siniestro relato.”

Descuidado con la fortuna me llegó un viernes. Recuerdo perfectamente el momento que recogí el paquete amarillo del buzón, pero no recuerdo cómo era la luz de la entrada de mi edificio ese día, ni si yo estaba triste, taciturna o preocupada por algún problema ordinario. Si Wigman hubiera estado conmigo en ese momento hubiera podido plasmar perfectamente ese instante y convertirlo en algo delicado, porque parece que, entre otras capacidades, tenía la sensibilidad de hacer hermoso el lado más sombrío de la vida.
La poesía de Wigman tiene unos ejes muy marcados para hacer bello lo dramático. Sus textos se resuelven entre el instante presente, el recuerdo, la luz y el ambiente exterior e interior. No es que nevaba, es que además de nevar, la muerte estaba presente junto al frío que puede ser gélido hasta calarte los huesos. Las paredes pueden ser muy húmedas si se mezclan con los excesos de las drogas y la melancolía. Una madre, muy presente en el poemario, que se viste frente a un espejo cuando eras niño para ir a una fiesta y que luego desparece de todas ellas. Todo es exquisito en este libro.

De repente, muy extraño, un miércoles de vieja luz,
tienes que ir a la escuela y por la mañana una mano frota
el sueño de tus ojos con saliva, la fila,
la lección de cálculo y luego agua, blanco
y sagradamente te vas nadando.

¿Quién no estuvo yaciendo en un hospital entre paredes de un blanco asépticamente impoluto? ¿Quién no se preguntó si bebió demasiado alcohol alguna vez? ¿Acaso tanta lectura no nos sofoca creándonos demasiadas preguntas sin respuesta? Es muy difícil no sentirse identificado con algunos de esas circunstancias descritas con una voz poética tan especial, un ritmo tan sosegado y unos versos oscurecidos que te conducen por las calles que cruzan el río Ámstel, por sus reminiscencias y por su tiempo de convivencia con la muerte.

Duele mucho pensar en una sociedad enferma y postmoderna en la cual la gente se ama menos mientras no puedes dejar de escribir que tu corazón está físicamente dañado. ¿Acaso no es razonable obsesionarse cuando tienes delante tu propia muerte? El autor nos evoca recuerdos infantiles y de juventud con la nostalgia del adulto, acercando al presente aquello que ya no está, pero que la memoria no nos ha permitido borrar. Lúcidos y sin menoscabar en alguna ironía, así son los versos del poeta al que tantas preguntas sobrevenían durante la madrugada.

Y ahora, casi treinta y seis años, enfermo y huraño,
alejado por la poesía de todo cuanto te rodea,
ahora te miras la mano y escupes en tu pluma.
¿Es repugnancia? ¿Odio a ti mismo? ¿Quizá impotencia?
Nunca tendrías que haber visto un poema.

Desconozco por completo el idioma neerlandés, pero no soy ajena a lo que significa la tarea de una buena traducción. Antonio Cruz no sólo traduce, también se implica personalmente en dicha labor. No es un trabajo, es una pasión por hacernos llegar de la manera más sincera y personalizada la obra de Wigman. Aprovecho estas líneas para sugerir la lectura del Diario de Ámsterdam que se puede encontrar en el blog de este escritor y traductor en el siguiente enlace: http://antoniocruzromero.blogspot.com/

En días lúgubres para la poesía actual a causa del ascenso de la poesía comercial, de la exhibición y del espectáculo de masas, Menno Wigman provoca que caigas al suelo desolada por la belleza de sus imágenes y sus meditaciones para luego permanecer con en sus paisajes observando el paso de sus nubes, deformes y lejanas.

Despegamos. Una nube, luego otra nube, así es como pasaste años después de tu muerte…

Beatriz Pérez Sánchez
18 de noviembre de 2018.

Nota del traductor:
Fotografía de Daniel Cohen
Menno Wigman (1966-2018). Poeta, traductor, ensayista y editor de poesía, está considerado el poeta en lengua neerlandesa más brillante de su generación. Sus influencias literarias caminan por el oscuro romanticismo de E.A. Poe, pasando por el simbolismo de los decadentistas Laforgue, Lorrain, y por supuesto Baudeleire y los poètes maudits, con giro al final en el que su poesía queda atravesada por el postmodernismo más absoluto. Definido como "El dandi de la desilusión", el sugerente y singular de Wigman rebosa de un doloroso y agónico romanticismo que tiene lugar en oscuros poemas, no exentos de fina ironía y humor, repletos de situaciones intensas y dramáticas. Wigman encarna a la perfección el nuevo poeta maldito, con cuya triste muerte, acaecida en febrero de 2018, los Países Bajos y la lengua neerlandesa perdieron a uno de los poetas más importantes de las últimas décadas. Descuidado con la fortuna es su último poemario, que a modo de testamento poético resume un estilo único de componer poesía.”
Antonio Cruz Romero



OPNAME (INGRESO)


Het kan je overkomen in een pashok,
je pakt een jas, trekt weg en zakt ineen.

Het kan gebeuren bij een zebrapad
of in een kassarij – bij tastbaar licht

of ’s nachts wanneer je op een foto klikt.
De dag zal komen, niet meteen, niet nu,

maar plotseling is daar het kale uur.
De wereld kantelt en de film begint:

een veld vol varens, golvend licht, je hoort
je moeders stem en zweeft en valt en stikt.

En nu je lichaam in het Lucas ligt
komt traag en zwaar een zon op in je hoofd.

Het daagt. Je hart heeft moeten hoesten. Even,
heel even viel de stroom uit in je bast.

Je ligt en wacht. En onder je twee voeten
die morgen onversaagd de straat begroeten.

INGRESO (OPNAME)

Puede suceder en un probador,
coges un abrigo, te alejas y te desplomas.

Puede suceder en un paso de cebra
o en un cajero – junto a la luz tangible

o de la noche cuando haces clic sobre una imagen.
El día llegará, no de inmediato, no ahora,

pero de repente ahí aparece la hora desgastada.
El mundo se inclina y da comienzo la película:

un campo lleno de helechos, luz ondulada, escuchas
la voz de tu madre y flota, cae y se asfixia.

Y ahora que tu cuerpo yace en el Hospital de San Lucas
nace un sol lento y pesado en tu cabeza.

Amanece. Tu corazón tiene que toser. Incluso
por un momento se produjo un fallo eléctrico en tu corteza.

Yaces y esperas. Y bajo tus dos pies
que mañana saludarán impávidos la calle.


TOT DE BODEM (HASTA EL FONDO)

Een kroeg bezoeken en naar glazen grijpen,
je geest, een luchtballon, van zandzakken bevrijden,
steeds hoger stijgen en blijmoedig verder hijsen,
de hoogste tijd, een nieuwe kroeg, je geld, je jas,
zo dweil je door de koude voorjaarsnacht en pist,
je bent een man of niet, schuimkringen in de gracht.

Ik las dat de politie bij elk waterlijk
(het gaat om meer dan vijftig doden in drie jaar)
sinds kort meteen naar open gulpen kijkt.
Hoe drank een vloek over de grachten verft.
Hoe water ’s nachts naar mensen grijpt.

Een flits van speelgoed, stranden, tuinen en tv.
Naar kades klauwen, in je kreten stikken, rond
die luchtbel, rond je hoofd, een engel die niet komt,
o de gestorven zomers in je mond.

HASTA EL FONDO

Visitar una taberna y agarrar unos vasos,
tu ánimo, un globo aerostático, liberado de sacos de arena,
elevándose cada vez más alto y luego jadeando animadamente,
la hora límite, una nueva taberna, tu dinero, tu abrigo,
así deambulas por la fría noche primaveral, y orinas,
eres o no eres un hombre, círculos de espuma en canal.

Leí que la policía, con cada cadáver que sacan del agua
(van más de cincuenta muertos en tres años)
mira directamente si tiene la cremallera abierta.
Cuánta bebida tiñe de blasfemias los canales.
Cuánta agua alcanza a la gente por las noches.

Un fogonazo de juguetes, playas, jardines y televisores.
Hacia las garras del muelle, en tus gritos ahogados, alrededor
de la burbuja, alrededor de tu cabeza, un ángel que no llega,
oh, los veranos muertos en tu boca.

ONEINDIG WAKKER (INFINITAMENTE DESPIERTO)

Rühmen, das ists!
Rilke

Mooie dingen, allemaal mooie dingen:
je hand die voor het eerst een kattenvacht streelt,
je moeder die bezorgd je knie verbindt,
zes moegedraafde paarden in de zon,
het onweer waar augustus mee begon,
Diana’s hand die naar je broek afgleed,
haar lichaam waar je blind de weg in vond,
de kleur van een kwatrijn van J.C. Bloem,
Nick Cave die dwars door Paradiso zong,
een woord als moerbei, huisraad, ravelijn,
de vondst van een nog net niet schurftig rijm:–
mooie dingen, allemaal mooie dingen
zoals de treinen waarop ik gezoend heb,
het zachte golven van een dranklokaal,
een meisjeskamer die naar adel geurt,
het wonder dat geen dag zich ooit herhaalt,
o mooie dingen en mijn mond benoemt het
voor ik me met het domme zwart verzoend heb.


INFINITAMENTE DESPIERTO
Rühmen, das ists!
Rilke




Cosas hermosas, sólo cosas hermosas:
tu mano que por vez primera acaricia el pelaje de un gato,
tu madre que se preocupa de vendar tu rodilla,
seis caballos cansados de trotar al sol,
la tormenta donde agosto comenzó,
la mano de Diana que se deslizaba hacia tu pantalón,
su cuerpo en donde a ciegas hallaste el camino,
el color de un cuarteto de J. C. Bloem,
Nick Cave que cantó con rebeldía en Paradiso,
una palabra como morera, ajuar, revellín,
el hallazgo de una rima casi sarnosa:
cosas hermosas, sólo cosas hermosas,

como los trenes donde me he besado,
el suave fluir de una licorería,
el cuarto de la niña que huele a nobleza,
el milagro de que ningún día se repite jamás,
oh, cosas hermosas y mi boca las nombra
antes de haberme reconciliado con el estúpido negror.




Ábreme si me quieres conocer. Antología sobre la obra de Saray Pavón Márquez

domingo, noviembre 04, 2018

Ábreme si me quieres conocer. Antología sobre la obra de Saray Pavón Márquez por Beatriz Pérez Sánchez.


Antología de Saray Pavón Márquez
Prólogo de Ramsés Torres García
http://saraypavon.blogspot.com/
2ª edición: Enero 2015


A veces quiero subir a lo más alto de mí y gritar…

Pavón Máquez se ha comprometido con el arte. Para repensarse se puso un anillo en forma de textos e imagen y comenzó a volar. A su boda no acudieron jamás invitados convencionales. La autora se colocó frente al altar y gritó con todas sus fuerzas. Y de esos aullidos están compuestos estos siete poemarios que conforman Ábreme si me quieres conocer.

Sólo soy una mujer
que se arruga.
Mi voz y mi cuerpo
han cambiado
y ahora me descubro
vaciándome de recuerdos,
saltando al vacío de los versos,
helada y quieta
sin atreverme a escribir un final.

La autora nos enseña su camino como mujer con problemas de mujeres contemporáneas: el malestar físico y psíquico en todas sus formas posibles. El cuerpo está muy presente en la obra de la poeta, así como el amor-dolor dentro de los vínculos y el sufrimiento social por lo que ocurre a nuestro alrededor. Apasionadamente nos quiere mostrar que jugar con el límite entre la denuncia y el erotismo es complejo, pero ella quiere exhibirlo con total libertad. En sus poemarios Esferas y Sexplicidad, Pavón Márquez es valiente y deja fluir versos atrevidos y muy directos sobre su imaginario más íntimo. Sola o en compañía, su poesía puede dedicarse a un otro o puede hablar del placer en solitario sin ningún tipo de mordaza.

El lenguaje subjuntivo
se hunde en el costado
o en esos labios
incapaces de sonreír,
se desliza por mí
en cascada,
se abre paso
y recorre
mi desnudez.

En una sociedad en la cual las mujeres todavía son tachadas de impúdicas, locas o radicales si manifiestan sus deseos o sus pensamientos fuera de la norma, la poeta se propone como modelo para romper con el lastre que nos ahoga y colectivizar su libertad de expresión y de denuncia.

Amor-atados:
Si me atas se irá el amor,
sólo quedarán versos
amoratados,
así que: no te confundas,
no pretendas colonizarme;
el amor, ese sátiro que se cuela
por las ventanas y ascensores,
no entiende de grilletes,
horarios, ni promesas.

Literatura de penumbra es un paseo por la enfermedad mental con un enfoque tan inocente como áspero. Es un poemario duro, fuerte e interesante que denuncia desde la más tierna crudeza los infiernos internos y externos del dolor psíquico.

La baba cayéndose de la boca,
la pena sin tamaño
que traspasa
el párpado
y lo araña,
y multiplica
las pesadillas.
Así lo encontraron bajo las sábanas.

En esta antología la autora acompaña su propio material visual con el de los artistas Ramón Martínez Márquez, Sara Álvarez Gómez, José Peñaloza, Miguel Agramonte, Dante Osiris Salinas y Massimiliano Marrani. Al compás de los textos se entrelazan dibujos, bocetos y fotografías en blanco y negro que parecen mutar según la intensidad del texto.

La ciudad, el café cotidiano y las sábanas nos contextualizan a la autora en diversos escenarios externos. Internamente los pájaros, las habitaciones vacías y la noche son protagonistas y transitan por todos sus poemarios. Estos son únicamente algunos ejemplos de una simbología muy rica y una experiencia vital extensa marcado sus versos. Ábreme si me quieres conocer podría resultar excesivo si se observa desde la cantidad de producción creativa, pero el lector debe seleccionar los espacios de lectura para comprender que en tanto desborde se encuentra la pasión de Saray Pavón por el arte en todas sus formas.

En ese compromiso con la expresión y sus diversas disciplinas, Saray Pavón seguirá gritando y de esos gritos surgirán palabras contra el vacío.

CONCURSOS LITERARIOS 2019 - TORREMOZAS

XXXI PREMIO "ANA MARÍA MATUTE" DE NARRATIVA DE MUJERES

Extensión de los originales: Relatos de un máximo de 12 folios, con un tamaño de letra mínimo de 11 puntos y 30 líneas máximo por hoja.

Idioma: Español.

Restricciones: Un solo relato por concursante. Originales inéditos, no premiados anteriormente.

Autoría: Deberán ir firmados por sus autoras, incluyendo en el ejemplar sus datos personales y una breve reseña bio-bibliogáfica.

Número de ejemplares a enviar: Uno.

Fecha tope de envío de los originales: 31 de diciembre de 2018. (se tendrá en cuenta el matasellos de correos).

Premio: 150 euros y edición del relato ganador, junto a los finalistas, en la Colección "ETC".
No se devuelven los originales.
•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

XXXII PREMIO “VOCES NUEVAS” de Poesía

Originales a enviar: 10 poemas.

Idioma: Español.

Restricciones: Para poetisas que no hayan publicado nunca un libro de poesía.
Autoría: Enviar firmados, incluyendo nota biográfica.

Número de ejemplares a enviar: Uno.

Fecha tope de envío de los originales: 28 de febrero de 2019.

Premio: Con los poemas seleccionados se publicará, bajo el título de “Voces Nuevas”, un volumen de la Colección Torremozas. Con un máximo de 10 autoras.
El concurso Voces Nuevas admite los envíos por e-mail:  ediciones@torremozas.com
•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

XXXVI PREMIO “CARMEN CONDE” DE POESÍA DE MUJERES


Extensión de los originales:  600-800 versos.

Idioma: Español.

Restricciones: Un solo original por concursante, inéditos y no premiados anteriormente.

Autoría: Deberán ir firmados por sus autoras, incluyendo en el ejemplar sus datos personales (nombre, dirección, teléfono y correo electrónico) y una breve reseña bio-bibliográfica.

Número de ejemplares a enviar: Uno.

Fecha tope de envío de los originales: 15 de marzo de 2019.

Premio: Publicación del libro ganador en la Colección Torremozas, con entrega de 50 ejemplares para la autora.

No se devuelven los originales.
•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••
Todos los envíos, indicando el Premio al que van destinados, deberán enviarse a:
Ediciones Torremozas. Apartado 19.032.- 28080 Madrid. España.

Si se manda por agencia, consultar dirección postal.

Sólo se admite por e-mail el concurso Voces Nuevas.
Consulta las bases completas en nuestra web: www.torremozas.com  en la sección Premios.