Nueva reseña del poemario "El insomnio de los verbos cansados" de Marian Raméntol, a cargo de Emilio Aparicio.

sábado, abril 14, 2018

Mi amiga y poeta F Poet Bea me pasa el poemario “El insomnio de los verbos cansados” de Marian Raméntol. Leo pues...

A Marian la conocí, allende el tiempo, en un foro de poesía en la red. 

Ahora tiene libro -yo no-. Y pienso: una reseña (crítica) de poesía es la distancia que va entre quien escribe algo y el que no escribe nada; y en sentido unidireccional, entre lo que el reseñista intuye debe ser tal cosa estética, y el vacío que genera en su ánima el hecho mismo de no haber conseguido sintetizar, en parte alguna, aquello que preconiza en su teoría. O sea, que quién soy yo para...
Tengo a Schelling, a Hegel y a Kant en las estanterías, y algo me dice que estos hablaban de estética en esos libros tan..., adiposos; pero uno, que se sabe un simple recluta del tiempo, se conforma con aquello que decía Ortega: “Qué cosa tan maravillosa la espontaneidad”(sic). Entonces…
Tras leer a Marian pienso: no se va a Compostela por nada, sino que se va a redimirse con su estética y con su mística (concretamente se va a ver su catedral. Y ahí, el maestro Mateo, tiene mucho que decir).

La cosa va –la analogía va- de que a mí, "El insomnio de los verbos cansados", no es que me parezca un poemario románico en su composición, sino, simplemente, que se me antoja - que me evoca, más bien-, la manera de cincelar del viejo maestro cantero, hasta conseguir un estilo perfectamente definido en sus formas, cualesquiera que estas sean…

Aquí no hablamos de un tiempo histórico concreto, sino de cincel (pluma); del duro esfuerzo vital y tensión neuronal, para que de la duramadre que protege y separa la nervadura de la forma, se pueda y se sepa extraer la esencia poética, que a mi modo de entender se parece bastante a esta edificación catedralicia. 

Pero una catedral es siempre una forma general de arquitectura, si la observamos en sentido diacrónico, es decir, sin necesitar un tiempo histórico concreto donde fijar nuestras intenciones asociativas, sino, más bien, atendiendo a su evolución. 

Aquí lo que nos interesa es el icono monumental, aquello que nos permite la evocación simbólica de una estética lingüística determinada, que basa su evolución en un sentido arquitectónico rotundo, y que, Marian, consigue sincronizar en lo contemporáneo dejando diáfana, de alguna manera, la nave central del tiempo poético.

Pero eso es sólo el aspecto exterior que alberga una coloratura y un tono también asociativo, pero sin pretensiones de rigor histórico. En su interior: polifonía de motete a varias voces, o madrigal; no estoy seguro…

Pocos silencios hay - quiero decir, que no hay mudez de la voz poética en el sentido peyorativo-, sino voces superpuestas y armónicas que resuenan sobre los pilares y bóvedas de la suntuosa catedral.
Dejo, ya, la analogía, aunque sigue perenne mi lectura, Beatriz, en el interior de la iglesia (poemario) que Marian ha construido. Escritos aquí mis pensamientos, imagino, sin embargo, no están sobre el papel, sino deslavazados en mi cabeza, como a un feligrés sentado en su banco al que le imponen el silencio, mientras escucha, contradictoriamente, y como contraste, esta suntuosidad Mariana, este Stabat Mater a lo Raméntol…

Emilio Aparicio

DESCARGA GRATUITA DEL POEMARIO EN:



http://lanausea2000.blogspot.com.es/p/ln-ediciones.html

MONTSERRAT SIN IRA, por Valentín Martín

miércoles, abril 11, 2018

Verdea el libro como el rostro de una concupiscencia para abrir colinas donde respiran duermevelas a lo largo de sus páginas con un ofertorio a la carta  de todas las posibilidades que caben en una vida.
El libro es unigénito pero sus lenguas tan musicales -española y portuguesa-  nos hacen pensar equivocaciones como que estamos en dos casas, en dos poetas tan iguales a sí  mismas que parecen una sola  y resulta que lo es: Montserrat Villar multiplicada por la garganta de una frontera que  une sin sediciones. Qué rico si además está el adobo de la humanidad abandonando catacumbas íntimas para enseñarse en los suburbios de las calles, que la poesía no protesta reclamando el griterío de las avenidas.
Un libro bilingüe es una tentación para que una de esas dos lenguas se envicie en la antropofagia de la otra. Pero aquí esto es solamente una levedad que  no llega a susto, porque poema a poema los ojos del lector no necesitan viajar para saber que están bebiendo la misma agua de azúcar o sal.
Empieza Montserrat Villar descerrajando prudencias con un aviso de que esto va de lo que pasa más allá de los tapujos sagrados y antiguos que durante tanto tiempo reptaron por dentro la apacibilidad de las gentes sin júbilo.  Y ya sabemos que estamos ante una poesía que, cuajadita a veces de un baño guapo de atisbos surrealistas, lleva encendida la candela de algo parecido a la crónica arterial y única. Y esto ya merece las perras que cuesta el libro, porque atiborrados de poetas que sólo se escriben, nos seduce el encontronazo con  alguien que además también escribe sus alrededores, saliendo de sí misma.
Sospecho una rebelión mientras avanzo por la lectura. Y es que a nadie, ni a los más místicos (que no es el caso) le sientan bien la finitud y la fugacidad. Y desde esa gravidez literaria, la poeta avanza hacia el ser humano que es, llena de preguntas, palabras, sueños, visiones exactas, miedos. Y la suicida muere por una sobredosis de ternura.
La respuesta está en el sudor de un tú. Un tú que existe -mineral y huésped- pero que también es el alter ego que  tantos necesitamos para saber que existimos en la pupila del otro y no somos hijos de una cautividad autónoma, quizás bestias nobles y sedientas de ser.
Y desde este ejercicio de gestación, Montserrat Villar se adentra en un territorio aparentemente existencialista, por culpa del lujoso ejercicio del lenguaje, que si se escucha con buen oído se ve una desnudez tan lúcida que no lleva a la capitulación sino a la puerta de salida (“propongo olvidar que hemos vivido”) hacia una conciencia social donde habite el hermano.
Esto se paga, porque vivir es mancharse las manos con la vida de los otros, los que tienen la vida más chica, los últimos de la clase, los primeros en el hambre. Quizás esto se entienda muy bien en el poema más fácil de todo el libro (desde el punto de vista de la arquitectura formal) donde la poeta repite mucho esa palabra -fácil- con lo difícil que es para muchos abandonar la facilidad de vivir  de espaldas y con desgana.
Quizás el libro sea una suma, un picoteo, pero no tiene el desprecio de las antologías de conveniencia como todos los matrimonios reales, sino que sigue el sentido ideal desde una mirada, un yo, un tú, y un nosotros que se convierte ya en atalaya. Y concuerdan muy bien los poemas limpios de metáforas con aquellos en los que la poeta ha decidido arriesgarse en la expresión literaria, quién sabe si para darse un gustazo que le está pidiendo su talento tirando los tejos a su inquietud por expandirse.
Y llega un momento del libro donde la plenitud es el motivo. Nada sobra, porque la buena poesía -como el amor- no es excluyente nunca. Pero cuando Montserrat Villar aparece como una mujer capaz de limpiar toda la arena de la boca de los vivos, como una amante entregada a la tarea de traducir el  misterio del vapor de la sangre, es en la mitad del libro, en un poema (“De sal y esperas”) fúlgido y hermoso.
Hasta entonces, en ese momento en que uno pone las sandalias en la página 60, amorosamente, fraternalmente, ve tantos espejos de las granadas reventadas por el peso de las caídas, tantas fuentes largamente besadas por el fuego que pasa, la lengua que se parece mucho a la heredad de uno que entrega su corazón y su mirada al mejor postor y no sabe qué poema es el que más  y mejor huele.
Pero en este mismo instante en que se levanta el poema como el caudal de un río que no esperas, aparece la cima desde una construcción líquida donde las lindes de las maneras poéticas importan nada. Toda la pasión de los insomnios se acumula mientras se alejan las borrascas, los amagos, las interpretaciones, los instantes.
Es el momento en que Montserrat Villar se enseña como una impagable Lady Godiva que va desparramando su magia cómplice en cada sílaba que le mana como le  brota una ventana abierta al tiempo de las lejanas cercanías. “Tengo el presente/ Ya no importa” son los versos que cierran la desarmonía que armoniza su mundo respirando muchas almas, todas las almas. Y ahí está toda la antigua  verdad exterminada por el tiempo  nuevo que empieza desde un olvido.
Lo que viene después es piel, piedra y poesía.
Y la palabra que fecunda un poema sin medida, como una bellísima nube gruesa de viento, que luego se adelgaza de nuevo llevándole la contraria a los deltas, todo, absolutamente todo, está escrito para atardecer sin ortigas.
Montserrat Villar ha estrellado los ojos en algarabías y silencios, en besos y vacíos, en el agua que siempre se desvanece. Pero ha tenido tiempo de atrapar o tantear horizontes y muros, granizos y lumbres. Y se ha parado a  ver la vida que pasa y convertirla en el gesto eternal que ahora  mismo tengo en las manos. Lo ha hecho con la seguridad de la química que nos habla desde el papel que un día fue chopo, quizás. Este no es un viaje submarino, sino un paseo al aire de todas las plazas de quien sabe de verdad explicar los paisajes.
(Cuando cierro el libro, duda la tarde entre quedarse o irse. Son inútiles las certezas. Y yo dejo de ser recóndito para salir a la calle y pedir que se cumplan todos y cada uno de los poemas que acabo de leer).

Valentín Martín

Presentación de Carmen carminis en Madrid

Ediciones Dédalo tiene el gusto de invitarle a la presentación en Madrid del libro de poemas Carmen carminis. Poemas para ellas,  de Ricardo Fernández Moyano.

Será el 17 de abril a las 19,30 h. en La Casa de Castilla La Mancha C/ Paz, 4.
Presenta: Ana Montojo.

Contaremos también con la presencia de alguna persona del Grupo Mediática, en representación de la editorial.

Lectura de poemas: Marisa de la Peña, Laura Gómez Recas, Rosa Jimena y Concha Parada.
Participación musical de la cantautora Anabella López Biedma.

Un canto en el jardín de los dioses a la sombra del emparrado
 

El mérito mayúsculo y primero de Carmen carminis es haber sabido situarse en los diversos perfiles de la mujer que recorre las páginas de este libro de merecido homenaje a su statu. Y sí, hoy todavía puede hablarse del statu de la mujer en cuanto todavía no se ha alcanzado ese nivel óptimo de igualdad social, emocional e instrumental que haría ociosa su mención.
Ricardo Fernández Moyano ha sabido captar con hondura y sensibilidad la «otra» sensibilidad, ésa que aún anida en la concepción errónea de la diferencia. Pero si esto es así es porque la inercia conceptual soporta un lastre que quizá libros como éste contribuyan a aliviar. Muchas condiciones expresas de los distintos grados del ser y del estar mujer son abordados por Fernández Moyano también en diversas maneras rítmicas, desde la cadencia asonantada hasta la musicalidad de la rima interna, pero sin olvidar que esos ritmos han de adaptarse al proverbial verselibrisme por el que transita mayoritariamente la poesía actual. Tampoco desecha Ricardo dos o tres concesiones al simbolismo, a unas gotas de abstracción que acaso se toma para no vaciarse en la sencillez viva del lenguaje empleado en esta entrega. No es preciso recordar que la obra poética de Fernández Moyano ha viajado siempre de la mano de la honda emoción y de la delicada penetración en esa prefiguración que se ha venido a llamar «el alma humana». Pues bien, vuelve aquí el poeta de Albacete a profundizar en ella, a acoplarse perfectamente a la intuición espiritual que transe la inmediatez de lo tangible para colarse por las rendijas de la ternura, de la pasión, de la piedad, del dolor, de la soledad…en sus manifestaciones intangibles, en sus presencias evanescentes que sólo la emoción poética es capaz de aprehender. La encarnación de todos esto elementos aparece perfectamente perfilada en esa mujer que ahora es ya figura tipológica, fisonomía plural y a la vez única que atañe a su multiforme presencia a lo largo de los poemas.  
Ricardo opta a veces por alejarse formalmente de «ella» para que la objetividad de una denuncia no tropiece con ningún obstáculo subjetivo y pueda decirnos en voz alta lo que pasa; otras, el trazo grueso del «estar» que no deja ser a la mujer se convierte casi en grito; y otras, por fin, cuando la mira de frente y ve su mirada, o el azogue de unos ojos como espejos, entonces Ricardo sólo susurra atrapado por la belleza, sorprendido por la hermosura, y claudica. En lo más íntimo ha de encontrar luego el silencio de una sola palabra descriptiva, de una sola idea definitoria que nos lanza como un reto invitándonos a emularlo.
Carmen carminis, enunciado axiomático de la tercera declinación de este sustantivo, nos llena de emoción nueva, pero nos llama la atención sobre la necesidad no de recordar, sino de no olvidar que la poesía es también (y casi siempre) un modo de expresión estética atenta a la empatía; es la manera en que la poesía puede alcanzar el grado de «ser humano» que con harta gratuidad empleamos en el contexto social sin reparar nunca en que ese sintagma está abarrotado de sentido: sólo es necesario reflexionar brevemente para que su significado pleno se revele. 
Este libro es, pues, un ejemplo de ese valor incuestionable que Ricardo Fernández Moyano ha tenido la amabilidad y la generosidad de entregarnos a todos los lectores, pero, sobre todo, a nosotras, las mujeres. Es, en efecto, un libro que nos expresa y nos expone, ya que despliega el amplísimo abanico de lo femenino observado por una intuición y una sutileza poco frecuentes. Pero, por favor, entiéndase exento de todo prejuicio que de manera inclemente sería destacado por quienes todavía andan perdidos en el laberinto del género sin encontrar la salida al sexo. Carmen (Karmel) es palabra hebrea en su origen y significa «jardín de los dioses»; el Karmen árabe (sin duda procedente de la misma raíz semita) significa «parra». Dejadme enredar un poco y tomar unas uvas en ese jardín acompañado del canto y la dicción de unos poemas.

Inés Ramón
Alcañiz, marzo 2016.

"Fundido encadenado" de Rolando Revagliatti: 2da. edición-e corregida

jueves, abril 05, 2018

Información

 
 
Se encuentra disponible gratuitamente para ser leída, impresa o incorporada a bibliotecas virtuales, la segunda edición electrónica corregida y con la mayoría de los textos eliminados definitivamente, en PDF y en versión FLIP (Libro Flash), del poemario “Fundido encadenado” de Rolando Revagliatti. Hemos agregado links recíprocos (de ida y vuelta desde el índice a los poemas y viceversa) para una navegación más cómoda por el documento. El diseño integral y la diagramación es de Patricia L. Boero.

Puede descargarse en:



Quedamos desde ya agradecidos a quienes quieran y puedan difundir, parcial o totalmente, esta gacetilla.


 



YAMAGISHI & HYVÄRINEN + TURING TARPIT.

Antic Forn de Vallcarca: YAMAGISHI & HYVÄRINEN + TURING TARPIT.

 

Antic Forn de Vallcarca
YAMAGISHI & HYVÄRINEN + TURING TARPIT Dissabte, 07 d'Abril 2017 A les 19:30 hores Sòcies/Socis: 4 Euros No sòcies/socis: 5 Euros

 

Clown: MaMuShKaS.


Antic Forn de Vallcarca
 
MaMuShKaS Divendres, 6 d'Abril de 2018 A les 20:30 hores Sòcies/Socis: 6 Euros No sòcies/socis: 7 Euros Creació i interpretació de Pablo Vega Idioma: castellà
 
 

1ª RUTA DE POESIA DE DONES

1ªRUTA DE POESIA DE DONES PROPER DIUMENGE 8 D'ABRIL 11 DEL MATÍ

 

 

Nuevo poemario bilingüe (portugués/castellano, traducido por Manolo Moya) del abogado, escritor y agitador cultural Fernando Cabrita

Lanzamiento de La isla de Róbinson, de Arturo Úslar Pietri

La biografía novelada de uno de los personajes más excepcionales y sugerentes de la historia de América: Simón Rodríguez

La isla de Róbinson



Arturo Úslar Pietri
ISBN: 978-84-946483-8-0
312 páginas
PVP:19’95 €






Esta biografía novelada de Simón Rodríguez —también llamado Samuel Róbinson—, el tutor de Simón Bolívar, no es solo el retrato de un personaje excepcional, que desde su Caracas natal recorrió toda Europa hasta San Petersburgo, para luego, proseguir sus andanzas y, sobre todo, sus desventuras por lo que hoy es Colombia, Ecuador, Perú y Chile, sino también el relato de un amargo fracaso: el naufragio del proyecto ilustrado, que tanto el protagonista, como su antiguo tutelado, el Libertador Bolívar, pretendían implantar en la recién independizada América hispana.

Por tanto, Úslar Pietri pretende con esta novela no solo revivir la figura insólita de Simón Rodríguez, sino además contarnos como muchos de los males que sufre Hispanoamérica brotaron durante la tumultuosa emancipación de aquellas repúblicas.



Arturo Úslar Pietri

Nació en Caracas, en 1906, donde morirá en 2001. Como descendiente de un edecán de Simón Bolívar y de dos presidentes de Venezuela —baste añadir que su abuelo materno, el general Juan Pietri, fue presidente del consejo de Gobierno— se crio en un ambiente de honda impronta política, que se verá plasmada en la multitud de cargos que ocupó: tres veces ministro —de Educación, de Hacienda y de Interior—, secretario de la Presidencia de la República, diputado y senador, y hasta candidato a la Presidencia de la República, en 1963. 
Sin embargo, no es menor su importancia literaria, su otra vocación que se remonta a 1928, cuando en enero apareció el único número de la revista Válvula, donde publicó el editorial «Somos» y el artículo «Forma y Vanguardia», considerados como las directrices del movimiento vanguardista venezolano. Esta vocación se verá fortalecida al año siguiente con su marcha a París, para ocupar el puesto de agregado civil en la Embajada. Durante su lustro parisino (1929-1934) no solo trabará su duradera amistad con Miguel Ángel Asturias y Alejo Carpentier, sino que frecuentará a Paul Valéry, a Robert Desnos, a André Breton, a Ramón Gómez de la Serna… Lo que determinará su creación literaria y la convertirá en una de las más relevantes del continente americano. Cabe solo añadir que fue el formulador del término «realismo mágico», en su ensayo Letras y hombres en Venezuela (1948).
Su obra literaria aborda todos los géneros, en especial el ensayo periodístico, donde es copiosa, pero a la que hay que adjuntar siete novelas; la primera y más conocida es Las lanzas coloradas (1931), pero no conviene olvidar las siguientes: El camino de el Dorado (1947), Un retrato en la geografía (1962), Estación de máscaras (1964), o las recién reeditadas por Drácena Oficio de difuntos o La visita en el tiempo, más sus nueve recopilaciones de cuentos. Entre los múltiples reconocimientos que recibió, destaca el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, que se le concedió en 1990.


Para más información:
Nacho Wilhelmi
Responsable de comunicació
Telf: +34 607 23 14 67nacho@editorialdracena.com

Puentes Culturales_ RECITAL ZARABANDA

jueves, marzo 22, 2018


“Vermut y leche de teta” de Valentín Martín

martes, marzo 20, 2018

“Aquel que fuera niño mimado de Manuel Alcántara, aquel viajero junto a Di Stéfano a Moscú cuando entrenaba al Madrid (Di Stéfano, no Valentín) o comía en bares vallecanos lentejas viudas con el obispo Alberto, el Iniesta obrero –Dios lo abrace–, aquel juornaliste que se bebió la vida sin perderse en las llagas de la sed, aún no se consiente el reposo. Y porque sabe de lo corrupto del aire no renovado, aventa ahora estas crónicas de la trajinería madrileña trufadas de recuerdos, estas que tienes, lector, en las manos. Ni siquiera Noé en su arca florida reunió a tantos animales de telón y escena. Ni siquiera el bíblico galpón fue tan divertido y vario como estos repertorios de novicia y yogurt, tan aparentemente deslavazados, tan certeramente tramados. Tan sugerentes, tan imposibles de abandonar. Los episodios que Valentín Martín trae en su bandeja de folios tienen la forma y los colores de un arco iris retorcido por el sobresalto. Y son, a más de una baraja de ilusionista en donde siempre aparece la carta diana, un fusil que dispara inteligencia y misericordia. Hay en ellos tanta ternura a tientas como agudezas provocadoras. ¿Es posible reunir –me pregunto– a Usain Bolt, Heráclito, Jorge Semprúm en Buchenwald con las señoritas a domicilio visitadoras de Avon? ¿Todos en un mismo texto y lograr que la columna funcione como una cariátide adolescente? Sí, me contesto rotundo, sí, si su Fidias es Valentín Martín. Porque así es la vida, lo mestizo y caudal. (Francisco Caro, fragmento del prólogo)
Valentín Martín estudió Magisterio y Humanidades en Salamanca y Periodismo en Madrid. Ejerció la enseñanza dos años y el resto vivió de escribir. Ha escrito 25 libros. El número 26  es un poemario  llamado Santa Inés para volver (Versos de la memoria), que recoge la historia de sensibilidades de su pueblo. Periodista, escritor y poeta, ha publicado en la última década libros de  relatos  como La vida recobrada o Avispas y cromosomas; el ensayo Los motivos de Ultraversal y los poemarios Para olvidar los olvidosPoemario inútil, Los desvanes favoritos, Memoria del hermano amor, Estoy robando aire al viento, Suicidios para Andrea y Mixtura de Andrea. A caballo entre los años 60 y 70, escribió dos poemarios y dos ensayos: Veinte poetas palestinos y El periodismo de Azorín durante la Segunda República, inicio de un largo trabajo dedicado a la literatura. En Lastura ha publicado en diciembre de 2017 el libro de crónicas y relatos Vermut y leche de teta.

J.P. Pablowski, la nueva novela de Samuele Arba

jueves, marzo 15, 2018

LANZAMIENTO EL 19 DE MARZO

PRODUCTO EN PREVENTA.
SINOPSIS:
Como telón de fondo la precaria situación del derecho básico a tener vivienda propia, Sal, parado de larga duración, se ve involucrado casi por casualidad en el secuestro del señor Blanco.
Mientras una tormenta de lluvia y viento azota Tarragona, el detective privado J.P. Pablowski, después de haber pasado años persiguiendo a cornudos y adúlteros, tendrá el encargo de encontrar al señor Blanco.
Sin embargo, J.P. Pablowski nunca habría imaginado que ese secuestro destaparía una historia de abusos y asesinatos.

http://ojosverdesediciones.com/producto/j-p-pablowski/

XII CONCURSO LITERARIO INTERNACIONAL “ÁNGEL GANIVET”


 

BASES COMPLETAS DEL XII CONCURSO LITERARIO INTERNACIONAL “ÁNGEL GANIVET”

El Concurso Literario Internacional “Ángel Ganivet”, que contempla modalidades de cuento y poesía proponiendo estos géneros en años alternos, convoca su duodécima edición, correspondiente a la modalidad de cuento. Las siguientes son las bases que finalmente lo rigen:


1. Pueden participar todas las personas que lo deseen, cualquiera que sea su nacionalidad, siempre que presenten cuentos (un por cada concursante) en lengua española, originales e inéditos, no publicados en ningún tipo de formato ni total ni parcialmente (incluido Internet), no premiados o pendientes de fallo en otros concursos, o a la espera de respuesta en un proceso editorial. El incumplimiento de esta primera base descalifica automáticamente al participante.

2. El tema será libre.

3. El original deberá estar mecanografiado a doble espacio, utilizando un tipo Arial, Times New Roman o similares, a 12 puntos. En documento a tamaño A-4, por una sola cara. Respetando unos márgenes no inferiores a los 2,5 cm en cada dirección (laterales y superior e inferior).

4. El original de la obra se presentará únicamente en formato digital. El trabajo deberá ser enviado a la dirección electrónica: concursoliterarioaganivet@gmail.com

5. En el asunto del mail se especificará: “Para el XII Certamen Ángel Ganivet”. Se enviarán en el mismo correo dos archivos adjuntos en formato Word:

a)  En un archivo  que será denominado con el  TÍTULO DE LA OBRA  en mayúsculas (ejemplo: DON QUIJOTE DE LA MANCHA), se enviará la misma bajo seudónimo. No se aceptarán como seudónimos los nombres artísticos ni alias tan difundidos, por ejemplo en medios digitales, que permitan identificar al autor. 

        ‒ En el inicio de la primera página se colocará el NOMBRE DE LA OBRA y en la línea sucesiva el SEUDÓNIMO, seguido del texto.

    ‒ No se aceptarán envíos que incluyan, dibujos, fotos, links externos o cualquier otro tipo de adorno ajeno al propio texto.

b)  En otro archivo denominado con el TÌTULO DE LA OBRA – PLICA en mayúsculas (ejemplo: DON QUIJOTE DE LA MANCHA – PLICA), se enviarán los siguientes datos personales:

Título de la obra
Seudónimo
Nombre(s) y apellido(s)
Año de nacimiento, ciudad y país de origen
Dirección de domicilio completa, incluido el país
Teléfono(s)
Correo electrónico 
Breve currículo literario (no deberá sobrepasar una página).

c)  Como los datos resultan esenciales a la hora de informar a los reconocidos por el Concurso, si inicialmente no son enviados completos, no será aceptada esa participación.

6. Exigencias formales:

a. La obra tendrá una extensión máxima de 10 páginas.
b. No se aceptará un conjunto de cuentos, sino un único cuento.
c. Las páginas estarán debidamente numeradas. Sin faltas de ortografía.
d. El incumplimiento de estas reglas implicará la descalificación.

7. Se concederá un único premio al mejor cuento.

8. El premio consistirá en: retrato del ganador en óleo sobre lienzo valorado en seis mil euros y diploma. El retrato será pintado por Alejandro Cabeza, reconocido artista español cuyas obras, especialmente centradas en figuras consagradas de la literatura en lengua hispana, forman parte de las colecciones permanentes de museos provinciales y nacionales españoles y extranjeros, entre los cuales el Museo Nacional del Teatro, tantas Casas Museo de reputados escritores ‒tales como el Museo Casa Natal de Cervantes o la Casa-Molino Ángel Ganivet‒, prestigiosas Universidades e instituciones tan emblemáticas para nuestra lengua como la Real Academia Española o la Academia de Buenas Letras de Granada. El galardonado se comprometerá formalmente a enviar el material fotográfico requerido a la mayor brevedad y cumpliendo con las normas que se le facilitarán llegado el momento.

9. El plazo de admisión de originales terminará el 15 de julio del año 2018 a las 24:00 horas de Finlandia.

10.  El fallo será inapelable y se hará público durante la entrega de premios que tendrá lugar en el Salón de Actos de la sede de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación,  la Ciencia y la Cultura en Madrid (España), el 21 de noviembre del año 2018 a las 18.00 horas. Si el premiado no puede acudir por sus propios medios, queda autorizado para designar a un representante que asista al Acto de Premiación en su lugar. O será representado, presumiblemente, por un miembro del Cuerpo Diplomático de su país.

11. Los organizadores de este certamen se reservan durante un año, exento de retribución alguna a favor de los autores, el derecho en exclusiva de publicar y difundir por cualquier medio los trabajos premiados y finalistas si así lo considera pertinente. Así mismo, también pasado ese plazo de tiempo, los organizadores de este certamen podrán publicar y difundir por cualquier medio, siempre con el generoso fin de contribuir a la expansión de obras literarias de valía incontestable, los trabajos premiados y finalistas sin obligación de remuneración pecuniaria alguna a sus autores. Una antología compuesta por el relato ganador y los diecinueve relatos finalistas será publicada, previsiblemente en formato digital, en los meses sucesivos a la entrega de premios. Dicha antología será difundida entre las direcciones que componen la amplia base de datos de este certamen, entre las que se encuentran las de numerosos críticos literarios, editores, docentes e investigadores de la literatura en ámbito académico, escritores y amantes de las letras en general.

12.  El ganador del XII Concurso Literario Internacional “Ángel Ganivet” deberá tener autorización de los organizadores de este certamen para cualquier acción que involucre a los textos premiados durante un año a partir de la fecha de la Premiación.
Los premiados se comprometen a mencionar el Concurso cada vez que publiquen el texto por sí mismos, o a garantizarlo cuando autoricen que el texto sea publicado por otros medios.

13.  El Comité Organizador de este Concurso y su Jurado no mantendrán comunicación alguna con los participantes respecto a sus textos, ni ofrecerán ninguna información que no sea el propio fallo recogido en el Acta Oficial de Premiación.

14. La composición del Jurado Calificador será dada a conocer al hacerse público el fallo del certamen.

15.  El hecho de concurrir al XII Concurso Literario Internacional “Ángel Ganivet” implica la total aceptación de estas bases, cuya interpretación se reservan los organizadores de este certamen y su Jurado Calificador.



Con la colaboración de
Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación,
la Ciencia y la Cultura,
Cátedra Libre de Cultura Andaluza de la Universidad de La Plata (Argentina),
Universidad de Oviedo (España),
Universidad de Guadalajara (México),
Universidad Simón I. Patiño (Bolivia),
Academia Hispanoamericana de Buenas Letras,
Academia de Buenas Letras de Granada,
Academia de las Ciencias, las Letras y las Artes Abulenses,
Institución Gran Duque de Alba (Excma. Diputación Provincial de Ávila),
Institutum Pataphysicum Granatensis,
Academia de Juglares de Fontiveros
 y las Embajadas en España de:
Bolivia, Ecuador, Guatemala, México y República Dominicana

Patrono de honor
Universidad de Helsinki (Finlandia)

Para más información: 
concursoliterarioaganivet@gmail.com
nuestra Web: https://sites.google.com/site/concursoliterariointernacional
nuestro Blog: http://angel-ganivet.blogspot.com

El oráculo de la Recova, nuevo libro de Jorge Colombo

Un personaje del siglo XXI -Jorge Ferrari- se infiltra en la madeja de acontecimientos, en un remoto paraje del imperio español ubicado sobre las costas del Río de de la Plata en los siglos XVIII y XIX. En su diálogo con parroquianos y notables de la época, encuentra caminos que lo llevan a participar de aventuras -insólitas a veces- relacionadas con los antagonismos del poder español y británico en la Colonia de Buenos Ayres. Su migración en el tiempo transcurre por inesperados portales del tiempo, abiertos en los pozos de descartes que hoy guardan reliquias urbanas de otros épocas.
Los títulos de algunos capítulos resumen la combinación de hechos históricos e insólitas acciones: El oráculo de la Recova; El Pozo de los Dominicos; El tesoro de las Cajas Reales; El aerostato de los Montgolfier en la Villa de Buenos Ayres; Fuga del Fuerte de Buenos Aires; Los túneles minados de Sentenach; En Ciudad Patagonia; La fórmula secreta; Sucedió en el hueco de las ánimas.


https://www.bubok.es/libros/12510/El-Oraculo-de-la-Recova

Presentació del llibre: Racismo y sexualidad en la Cuba colonial.

jueves, marzo 08, 2018

Dijous 15 de març a les 18.30h. us convidem a la presentació del llibre:
Racismo y sexualidad en la Cuba colonial. Intersecciones
Intervindran:
VERENA STOLCKE, antropòloga i autora del llibre i FINA BIRULÉS, filòsofa.
Lloc: Espai Contrabandos, carrer Junta de Comerç 20, Barcelona.


A través del estudio de las políticas y de las prácticas matrimoniales en la Cuba esclavista del siglo XIX, Verena Stolcke desarrolla en este libro una teoría del racismo como doctrina legitimadora de las desigualdades sociales que asimismo permite explicar las diferentes formas de dominación y control socio-sexuales a que estaban sometidas respectivamente las mujeres de color y las blancas en esta sociedad colonial. Propone un modelo de análisis relacional de los valores sexuales y de las jerarquías de género en función de los procesos de reproducción de la desigualdad social y estudia, desde esta perspectiva, los matrimonios interraciales c ontrastándolos con el ideal del matrimonio endogámico intraracial, el concubinato como consecuencia del rechazo de los primeros y el rapto como estrategia de superación de los prejuicios y discriminaciones socio-racistas y sexistas pone en tela de juicio la frecuente confusión entre diferencia y desigualdad y con ello aquellas teorías que condicionan la igualdad en la semejanza natural. "Racismo y sexualidad en la Cuba colonial" es un encuentro innovador entre la antropología y la historia que no solo permite comprender uno de los rasgos esenciales de la sociedad colonial —la legitimación racial-sexual de la explotación colonial. Además aporta pistas teóricas para interpretar el rebrote racista y la alarma pro-natalista en la Europa actual.

PRESENTACIÓN DE "LUZ, MÁS LUZ" de Manuel M. Forega

jueves, febrero 22, 2018


HERO CARMINA, el nuevo poemario de Ricardo Rubio

HERO CARMINA, un círculo vital completo

 

Tal y como indica el propio autor en el preliminar de Hero Carmina, nuestra andadura a través de las 67 páginas que lo componen es un viaje “heroico” a través de la existencia.
Como siempre que se afronta una buena lectura, las “maletas a llenar” son varias y con distintos equipajes. En mi caso, las he preparado para realizar un viaje heroico, sí, pero a través del consciente y del propio subconsciente del protagonista. Un viaje que no por enmarcarse en la heroicidad (ya el simple hecho de vivir lo es) está exento de dudas, miedos y cotidianidades.
El poemario está dividido en tres bloques o apartados, y mediante esta estructura el lector conocerá los diferentes estadios del “Héroe” y su desarrollo, desde la niñez hasta el ocaso, por lo que se cumple un ciclo vital completo.

PARTIDA
Bajo este apropiado título da comienzo la aventura, en la que nos remontamos a la niñez, al descubrimiento de todo cuanto acontece, sin reparos ni cortapisas. Es por tanto el ámbito del “Ello” freudiano, donde las primeras pulsaciones abarcan la creatividad sin condiciones (Un periplo sin fechas heroicas, pag. 13), los sueños que se han de forjar, y las primeras preguntas ante la propia vida:

frag.
“Los primeros intentos despuntan las pasiones,
la necesidad del aire, la lujuria;
solo son señuelos, metáforas de salva.
¿Por qué cargo entonces una lanza
   y un escudo sobre estos pies?
¿Un lápiz de sueño en cada mano?
¿Qué busco en el calor de un astro en guerra
   si lo correcto importa a nadie? …”


Los lugares son aun indefinidos, todo sucede como entre bruma, todo está a medio construir, hasta que aparece la razón, el pensamiento abstracto, y la posibilidad de nombrar y nombrarse (La posibilidad de un héroe como proyecto, pag 14):

frag.
“El tiempo traza sueños,
blande armas, ideales, corrige,
y retazos de leyenda buscan
   un después que la nombre.
Así llega al destrozo
   entre noches y pensamientos de amor,
desde una tiniebla sin horario,
desde un sitio indefinido…”

Aquí aparece ya la auto-consciencia y por lo tanto empieza a formarse, poco a poco, un nuevo escenario. El niño ha avanzado en su aprendizaje, éste pesa y se entreabre a la vergüenza, a la carga y a las aflicciones. Nuestro “Héroe” empieza a constatar que la vida no es tal como la “inventamos” y eso conlleva contradicciones, dudas y oscuridad (La lucha interior del adalid, pag. 17):

frag.
“Veo la oscuridad
   y no sé si la noche es la de afuera.
Todo se va cuando la mano injusta
   desborda la tarde,
se ahoga el sentido y se opaca el derredor. 

La mentira es insolencia,
albur en vísperas de un abismo,
anticipo de una idea hecha pesadilla.
Estoy habituado a ese murmullo
   y el caos parece sensato,
necesario, jubiloso…”,


por lo que el proceso de “formación” del héroe se convierte en menos ideal y más carnal dando paso a la realidad del ser humano, con sus miedos y frustraciones (Cavilaciones de peso frente a la naturaleza de las cosas, pag. 22):

frag.
“…Quizá los deseos se cifren en presente
   y adjetiven un futuro con lealtades
o con un abrazo redentor,
pero llegan los vacíos y el lamento,
el sonido de los pasos que no di,
los corredores insospechados,
la infamia de la ceniza.
Los gritos son parte de ese azar,
de ese temblor indetenible…”


Nace también la necesidad de auto-afirmación, la búsqueda de certezas, ya sin bruma, con paisajes internos cada vez más concretos (Alrededor, la oscuridad de la materia, pag. 30):

frag.
“…No comprendo la razón del ser
ni el ser de la razón;
sólo siento la inquietud,
el altercado entre lo desparejo
   y la vacilación del orbe, fingiendo ingenuidad…”,


y afirmaciones que nos abren la puerta de otra habitación muy distinta, la puerta de la madurez (Temblores entre la sombra y la luz, pag. 32):

frag.
“…El sol insiste en conocerme,
en sembrar sentido
ante el umbral de un estrago.
¿Cuál es la llave de este abecedario
fundado en el cansancio
donde la reflexión se deshace
y el corazón late a ciegas?…”


GESTA

Llegamos así al segundo bloque de Hero Carmina, donde el protagonista se ha hecho ya a sí mismo, abandonamos por tanto el ámbito más pasional  y nos adentramos en la madurez del individuo, en la búsqueda del equilibrio entre la pulsación inconsciente del “Ello” y la aceptación de la realidad con sus limitaciones, normativa, ética y moral. Entramos de lleno en el ámbito del “Yo”. Aparecen, por tanto, distintas cadenas de mando, conceptos como la soberbia o la vanidad (El puro imposible del honor, pag 36) y el “cansancio” del protagonista ante los avatares de esa gesta que es la vida.

frag.
“…El tumulto no es música del viento,
es sangre rota, espuma de triza, desánimo.
No quisiera estar aquí
sino regando el verde de la tierra…”


El héroe (que aquí empieza ya a perder su inicial en mayúsculas) comienza a ser consciente de su debilidad, de sus tropiezos (Balbuceos de la razón, pag. 38) por otra parte necesarios para su avance-:

frag.
 “…Sólo intento superar la asfixia,
la opresión, el tedio, la acidez,
la desolada esperanza de equidad.
¿Dónde, la lógica, el juicio, la razón?…”
;


y toma conciencia de su ser y de sus orígenes (Unguis et rostro supra eorum, pag. 40):

frag.
“Soy Narmer,
soy Sargón el tirano,
el escudero huérfano de Aníbal Barca,
el primer ballestero de la Torre del Este,
un escritor manco o el guardián pontonero
de la última fortaleza de Atenas;
soy el timonel
de Pedro Sarmiento de Gamboa,
un segador gallego de Forcas, desocupado
y sometido a la injusticia.
 

Soy todos en esta cadena seminal,
un retal de polen,
una progenie de grises
   destinada a cuidar el mundo
   y mantener las fechas…”


Nuestro héroe no solo vive, inventa, camina y crece como lo hacía en “Partida”, en “Gesta” empieza ya a “recordar”. Las experiencias vividas le permiten pues la valoración, la confrontación y la toma de conciencia “del mundo” (Los tiempos de remanso dilatan las horas, pag.42):

frag.
“…Lo cierto es que el tiempo afloja los postigos,
las cenefas, los ideales;
sacude los relojes,
los cansa, los consume,
luego cruza los cuartos y desaparece
para consentir el sueño…”


 (Cicatrices de la ficción, pag. 43):

frag.
“…El estrépito de la calle impide oír la soledad,
sólo caminar parece cierto
a pesar de la ceguera.”


A estas alturas de la evolución del personaje, éste empieza a doblegarse ante ese mundo que digiere y que, en mayor o menor medida, comprende, y por ello, se somete ante él (Parpadeos de un derrotero heroico, pag. 44):

frag.
“Los caminos se obstinan en contar mis pasos,
devotos de este acero, lo buscan con avidez,
lo alientan al ensueño,
lo llevan a crear una utopía,
a traducir la risa al idioma que convenga…”



No se trata solamente de la asunción del mundo si no que asume plenamente, y a su vez, la relatividad de su “heroicidad”, otorgándole realismo y contundencia. Ahora ya no se trata del adalid que se lanza a la batalla para buscar gloria o riqueza, si no de un asalariado ante la sociedad que lo gobierna (Friegas de escombro en el abertal de la noche, pag. 46):

frag.
“…Una paga miserable
me obliga a repetir la bravura.
Me atrevo a respirar todo el tiempo
y dejo el aliento en lo inútil,
sirvo a otro, me derrocho.
Es de cemento la comedia.
Reverberan las sombras de la ciudad
a lo largo de calles tácitas
por donde vago sin son y sin remedio.
Hay condenas, iniquidad, desahucios,
y tanto espacio en las praderas…”

Y aparece, inevitablemente, el desconsuelo: Ciego, sordo, simiesco/ agitado por la carga,/ busco coartadas para respirar/ en un abismo de carbón”

Y con el desconsuelo abandonamos este periplo para adentrarnos en el último apartado del poemario.

RETORNO
La comprensión del pasado lleva a nuestro héroe (aquí, definitivamente, lo escribimos con minúscula) a la búsqueda de la serenidad. Hemos llegado al “campamento” del “Superyó” donde las valoraciones punitivas y las reflexiones incriminatorias no son tratadas simplemente como aceptaciones de las normas sociales y la entonación de un “mea culpa” al uso, si no más bien,  como la asunción del propio ser (“Ahora soy de nadie/ de todos desaparezco”). Nuestro protagonista regresa a los lugares apacibles en busca de algo de amabilidad, abandonando contiendas y refriegas (Redención por el solaz, pag. 54) consciente del desaliento y de la soledad, aspecto éste último que cobra, aquí, una dimensión casi emancipadora.

frag.
“…Dejo la armadura en la calle
   y a dos pasos la alabarda.
Vuelvo por el fuego sencillo,
por el calor de la cena.
No tardaré en retomar el trabajo,
el cometido de viento,
la voluntad de ser al filo de un barranco…”


El regreso, el recuerdo, el desamparo, el remedio o el cansancio se convierten en este último capítulo en compañeros de viaje de nuestro héroe, tan protagonistas como él mismo, con tanto peso, tanta carga, tantas verdades y tantas otras mentiras en su haber. Y entre todos ellos, nos llevan de la mano hasta al último de todos los pasajes, de todos los andenes, de todas las estaciones, nos llevan directos al olvido.
Así acaba el círculo, el héroe que poco a poco va abandonando la “Idea” en favor de su propia  “Existencia” fundido en los poemas que lo dibujan y definen a lo largo del ciclo vital, el suyo, el nuestro, el de la humanidad.

Marian Raméntol
Febrero 2018

"Leopoldo de Luis i l'amistat en temps de guerra" a la tertúlia Ética i Poesia

jueves, febrero 15, 2018


Presentación nueva colección de poesía raro Pegaso y su primer título Fragmento de la nada de Mario Álvarez Porro

Presentación nueva colección de poesía raro Pegaso y su primer título Fragmento de la nada de Mario Álvarez Porro

Acto de presentación de la nueva colección de poesía raro Pegaso, auspiciada por el sevillano sello editorial Ediciones en Huída, y de su primer título, Fragmento de la nada de Mario Álvarez Porro.


El acontecimiento tendrá lugar el próximo
sábado 24 de febrero a las 18 horas
en la librería La botica de los lectores
c/ Asunción 15 Sevilla

Lanzamiento de "Sergio", de Manuel Mujica Láinez

La novela inédita en España de Mujica Láinez sobre la belleza y sus peligros

Sergio
 

Manuel Mujica Láinez
Prólogo de Luis Antonio de Villena
ISBN: 978-84-946483-6-6
230 páginas
PVP: 15,95 €



 
Sergio es una de las últimas novelas de Mujica Láinez, que permanecía inédita en España. Por si esto no avalase ya su publicación, es quizá, como nos advierte Luis Antonio de Villena en el prólogo, la que inaugure su último periodo narrativo, mucho más «juguetón», pero no por ello exento de la agudeza que caracteriza, con la elegancia, toda su literatura.
Por si todo esto no fuera suficiente aliciente para su edición y lectura, Sergio trata un asunto capital en la obra del gran novelista bonaerense: la belleza, y esta como un fenómeno deslumbrante para quienes la contemplan cuanto atormentador para quien la posee; tanto es así que la belleza se alza en Sergio como el único acontecimiento que dota de sentido al anodino y hosco trasiego de la vida.
El argumento cuenta los avatares de un joven, Sergio Londres, codiciado por su belleza por diversos personajes para su exclusiva posesión, ante lo que no puede sino huir hasta encontrar el sosiego en otro ser tan hermoso como él, Juan Malthus. Al punto que todos los jocosos cuanto patéticos enredos, en los que se ve envuelto el protagonista, abocan en el amor como solución; y en el caso de Sergio Londres, en el amor homosexual.

Manuel Mujica Láinez

Nació el 11 de septiembre de 1910, en Buenos Aires, y murió el 21 de abril de 1984, en Córdoba (Argentina). Descendiente de una de las familias fundadoras de la nación y hasta de la propia capital, se crió en un ambiente aristocrático, al punto que sus estudios primarios y medios transcurrieron en París, tras unos años previos en Londres. Apenas sí concluyó algunos cursos de Derecho en Argentina, para ingresar en el diario La Nación, donde, desde reportero de ecos de sociedad, ascendió hasta convertirse en un reputado colaborador y crítico de arte. Cuando se jubiló en 1969, se instaló en su caserón, El Paraíso, en Cruz Chica (Córdoba), donde transcurriría, entre sus viajes incesantes, el resto de su vida.
Su obra literaria encara varios géneros, como la poesía y el ensayo estético, pero es la narración y, especialmente, Bomarzo (1962) la que lo daría a conocer al mundo y le reportaría diversos galardones internacionales, y hasta sería transpuesta a ópera, con música de Alberto Ginastera. Otros de sus títulos más reputados son Aquí vivieron (1949), Misteriosa Buenos Aires (1950), Los ídolos (1952), La casa (1954), El unicornio (1965), Crónicas reales (1967), El gran teatro (1970) y El laberinto (1974). Drácena ha editado, en esta misma colección y en 2015, otra de sus novelas más irónicas, De milagros y de melancolías, hasta ese momento inédita en España.


 

Para más información:
Nacho Wilhelmi
Responsable de comunicación
 

Presentació de "LA SEMILLA DEL ÓXIDO"

miércoles, febrero 07, 2018

és un plaer informar-vos, i convidar-vos, a la presentació de  "LA SEMILLA DEL ÓXIDO" de José Luis García Herrera.

LA SEMILLA DEL ÓXIDO - Premio Internacional de poesía Miguel Hernández-Comunidad Valenciana 2017.

L'acte tindrà lloc a la Llibreria Documenta - Pau Claris, 144 - Barcelona, el dia 15 de febrer a les 7 de la tarda.

Ponents: José Corredor-Matheos, Guillem Vallejo i Juan Pastor, editor de Devenir Ediciones.

Puentes Culturales: presentación de ibros

jueves, febrero 01, 2018


AGENDA FEBRERO 2018 ACEC - AGENDA FEBRER 2018 ACEC


"Cuaderno 001" Nueva Novela Corta De Manuel Gris

 
jueves, 22 de febrero a las 19:00

Librería Gigamesh
Calle Bailen, nº8, 08010 Barcelona
 
 
 

Nueva reseña del poemario "El insomnio de los verbos cansados" de Marian Raméntol, a cargo de Emilio Aparicio.

sábado, abril 14, 2018

Mi amiga y poeta F Poet Bea me pasa el poemario “El insomnio de los verbos cansados” de Marian Raméntol. Leo pues...

A Marian la conocí, allende el tiempo, en un foro de poesía en la red. 

Ahora tiene libro -yo no-. Y pienso: una reseña (crítica) de poesía es la distancia que va entre quien escribe algo y el que no escribe nada; y en sentido unidireccional, entre lo que el reseñista intuye debe ser tal cosa estética, y el vacío que genera en su ánima el hecho mismo de no haber conseguido sintetizar, en parte alguna, aquello que preconiza en su teoría. O sea, que quién soy yo para...
Tengo a Schelling, a Hegel y a Kant en las estanterías, y algo me dice que estos hablaban de estética en esos libros tan..., adiposos; pero uno, que se sabe un simple recluta del tiempo, se conforma con aquello que decía Ortega: “Qué cosa tan maravillosa la espontaneidad”(sic). Entonces…
Tras leer a Marian pienso: no se va a Compostela por nada, sino que se va a redimirse con su estética y con su mística (concretamente se va a ver su catedral. Y ahí, el maestro Mateo, tiene mucho que decir).

La cosa va –la analogía va- de que a mí, "El insomnio de los verbos cansados", no es que me parezca un poemario románico en su composición, sino, simplemente, que se me antoja - que me evoca, más bien-, la manera de cincelar del viejo maestro cantero, hasta conseguir un estilo perfectamente definido en sus formas, cualesquiera que estas sean…

Aquí no hablamos de un tiempo histórico concreto, sino de cincel (pluma); del duro esfuerzo vital y tensión neuronal, para que de la duramadre que protege y separa la nervadura de la forma, se pueda y se sepa extraer la esencia poética, que a mi modo de entender se parece bastante a esta edificación catedralicia. 

Pero una catedral es siempre una forma general de arquitectura, si la observamos en sentido diacrónico, es decir, sin necesitar un tiempo histórico concreto donde fijar nuestras intenciones asociativas, sino, más bien, atendiendo a su evolución. 

Aquí lo que nos interesa es el icono monumental, aquello que nos permite la evocación simbólica de una estética lingüística determinada, que basa su evolución en un sentido arquitectónico rotundo, y que, Marian, consigue sincronizar en lo contemporáneo dejando diáfana, de alguna manera, la nave central del tiempo poético.

Pero eso es sólo el aspecto exterior que alberga una coloratura y un tono también asociativo, pero sin pretensiones de rigor histórico. En su interior: polifonía de motete a varias voces, o madrigal; no estoy seguro…

Pocos silencios hay - quiero decir, que no hay mudez de la voz poética en el sentido peyorativo-, sino voces superpuestas y armónicas que resuenan sobre los pilares y bóvedas de la suntuosa catedral.
Dejo, ya, la analogía, aunque sigue perenne mi lectura, Beatriz, en el interior de la iglesia (poemario) que Marian ha construido. Escritos aquí mis pensamientos, imagino, sin embargo, no están sobre el papel, sino deslavazados en mi cabeza, como a un feligrés sentado en su banco al que le imponen el silencio, mientras escucha, contradictoriamente, y como contraste, esta suntuosidad Mariana, este Stabat Mater a lo Raméntol…

Emilio Aparicio

DESCARGA GRATUITA DEL POEMARIO EN:



http://lanausea2000.blogspot.com.es/p/ln-ediciones.html

MONTSERRAT SIN IRA, por Valentín Martín

miércoles, abril 11, 2018

Verdea el libro como el rostro de una concupiscencia para abrir colinas donde respiran duermevelas a lo largo de sus páginas con un ofertorio a la carta  de todas las posibilidades que caben en una vida.
El libro es unigénito pero sus lenguas tan musicales -española y portuguesa-  nos hacen pensar equivocaciones como que estamos en dos casas, en dos poetas tan iguales a sí  mismas que parecen una sola  y resulta que lo es: Montserrat Villar multiplicada por la garganta de una frontera que  une sin sediciones. Qué rico si además está el adobo de la humanidad abandonando catacumbas íntimas para enseñarse en los suburbios de las calles, que la poesía no protesta reclamando el griterío de las avenidas.
Un libro bilingüe es una tentación para que una de esas dos lenguas se envicie en la antropofagia de la otra. Pero aquí esto es solamente una levedad que  no llega a susto, porque poema a poema los ojos del lector no necesitan viajar para saber que están bebiendo la misma agua de azúcar o sal.
Empieza Montserrat Villar descerrajando prudencias con un aviso de que esto va de lo que pasa más allá de los tapujos sagrados y antiguos que durante tanto tiempo reptaron por dentro la apacibilidad de las gentes sin júbilo.  Y ya sabemos que estamos ante una poesía que, cuajadita a veces de un baño guapo de atisbos surrealistas, lleva encendida la candela de algo parecido a la crónica arterial y única. Y esto ya merece las perras que cuesta el libro, porque atiborrados de poetas que sólo se escriben, nos seduce el encontronazo con  alguien que además también escribe sus alrededores, saliendo de sí misma.
Sospecho una rebelión mientras avanzo por la lectura. Y es que a nadie, ni a los más místicos (que no es el caso) le sientan bien la finitud y la fugacidad. Y desde esa gravidez literaria, la poeta avanza hacia el ser humano que es, llena de preguntas, palabras, sueños, visiones exactas, miedos. Y la suicida muere por una sobredosis de ternura.
La respuesta está en el sudor de un tú. Un tú que existe -mineral y huésped- pero que también es el alter ego que  tantos necesitamos para saber que existimos en la pupila del otro y no somos hijos de una cautividad autónoma, quizás bestias nobles y sedientas de ser.
Y desde este ejercicio de gestación, Montserrat Villar se adentra en un territorio aparentemente existencialista, por culpa del lujoso ejercicio del lenguaje, que si se escucha con buen oído se ve una desnudez tan lúcida que no lleva a la capitulación sino a la puerta de salida (“propongo olvidar que hemos vivido”) hacia una conciencia social donde habite el hermano.
Esto se paga, porque vivir es mancharse las manos con la vida de los otros, los que tienen la vida más chica, los últimos de la clase, los primeros en el hambre. Quizás esto se entienda muy bien en el poema más fácil de todo el libro (desde el punto de vista de la arquitectura formal) donde la poeta repite mucho esa palabra -fácil- con lo difícil que es para muchos abandonar la facilidad de vivir  de espaldas y con desgana.
Quizás el libro sea una suma, un picoteo, pero no tiene el desprecio de las antologías de conveniencia como todos los matrimonios reales, sino que sigue el sentido ideal desde una mirada, un yo, un tú, y un nosotros que se convierte ya en atalaya. Y concuerdan muy bien los poemas limpios de metáforas con aquellos en los que la poeta ha decidido arriesgarse en la expresión literaria, quién sabe si para darse un gustazo que le está pidiendo su talento tirando los tejos a su inquietud por expandirse.
Y llega un momento del libro donde la plenitud es el motivo. Nada sobra, porque la buena poesía -como el amor- no es excluyente nunca. Pero cuando Montserrat Villar aparece como una mujer capaz de limpiar toda la arena de la boca de los vivos, como una amante entregada a la tarea de traducir el  misterio del vapor de la sangre, es en la mitad del libro, en un poema (“De sal y esperas”) fúlgido y hermoso.
Hasta entonces, en ese momento en que uno pone las sandalias en la página 60, amorosamente, fraternalmente, ve tantos espejos de las granadas reventadas por el peso de las caídas, tantas fuentes largamente besadas por el fuego que pasa, la lengua que se parece mucho a la heredad de uno que entrega su corazón y su mirada al mejor postor y no sabe qué poema es el que más  y mejor huele.
Pero en este mismo instante en que se levanta el poema como el caudal de un río que no esperas, aparece la cima desde una construcción líquida donde las lindes de las maneras poéticas importan nada. Toda la pasión de los insomnios se acumula mientras se alejan las borrascas, los amagos, las interpretaciones, los instantes.
Es el momento en que Montserrat Villar se enseña como una impagable Lady Godiva que va desparramando su magia cómplice en cada sílaba que le mana como le  brota una ventana abierta al tiempo de las lejanas cercanías. “Tengo el presente/ Ya no importa” son los versos que cierran la desarmonía que armoniza su mundo respirando muchas almas, todas las almas. Y ahí está toda la antigua  verdad exterminada por el tiempo  nuevo que empieza desde un olvido.
Lo que viene después es piel, piedra y poesía.
Y la palabra que fecunda un poema sin medida, como una bellísima nube gruesa de viento, que luego se adelgaza de nuevo llevándole la contraria a los deltas, todo, absolutamente todo, está escrito para atardecer sin ortigas.
Montserrat Villar ha estrellado los ojos en algarabías y silencios, en besos y vacíos, en el agua que siempre se desvanece. Pero ha tenido tiempo de atrapar o tantear horizontes y muros, granizos y lumbres. Y se ha parado a  ver la vida que pasa y convertirla en el gesto eternal que ahora  mismo tengo en las manos. Lo ha hecho con la seguridad de la química que nos habla desde el papel que un día fue chopo, quizás. Este no es un viaje submarino, sino un paseo al aire de todas las plazas de quien sabe de verdad explicar los paisajes.
(Cuando cierro el libro, duda la tarde entre quedarse o irse. Son inútiles las certezas. Y yo dejo de ser recóndito para salir a la calle y pedir que se cumplan todos y cada uno de los poemas que acabo de leer).

Valentín Martín

Presentación de Carmen carminis en Madrid

Ediciones Dédalo tiene el gusto de invitarle a la presentación en Madrid del libro de poemas Carmen carminis. Poemas para ellas,  de Ricardo Fernández Moyano.

Será el 17 de abril a las 19,30 h. en La Casa de Castilla La Mancha C/ Paz, 4.
Presenta: Ana Montojo.

Contaremos también con la presencia de alguna persona del Grupo Mediática, en representación de la editorial.

Lectura de poemas: Marisa de la Peña, Laura Gómez Recas, Rosa Jimena y Concha Parada.
Participación musical de la cantautora Anabella López Biedma.

Un canto en el jardín de los dioses a la sombra del emparrado
 

El mérito mayúsculo y primero de Carmen carminis es haber sabido situarse en los diversos perfiles de la mujer que recorre las páginas de este libro de merecido homenaje a su statu. Y sí, hoy todavía puede hablarse del statu de la mujer en cuanto todavía no se ha alcanzado ese nivel óptimo de igualdad social, emocional e instrumental que haría ociosa su mención.
Ricardo Fernández Moyano ha sabido captar con hondura y sensibilidad la «otra» sensibilidad, ésa que aún anida en la concepción errónea de la diferencia. Pero si esto es así es porque la inercia conceptual soporta un lastre que quizá libros como éste contribuyan a aliviar. Muchas condiciones expresas de los distintos grados del ser y del estar mujer son abordados por Fernández Moyano también en diversas maneras rítmicas, desde la cadencia asonantada hasta la musicalidad de la rima interna, pero sin olvidar que esos ritmos han de adaptarse al proverbial verselibrisme por el que transita mayoritariamente la poesía actual. Tampoco desecha Ricardo dos o tres concesiones al simbolismo, a unas gotas de abstracción que acaso se toma para no vaciarse en la sencillez viva del lenguaje empleado en esta entrega. No es preciso recordar que la obra poética de Fernández Moyano ha viajado siempre de la mano de la honda emoción y de la delicada penetración en esa prefiguración que se ha venido a llamar «el alma humana». Pues bien, vuelve aquí el poeta de Albacete a profundizar en ella, a acoplarse perfectamente a la intuición espiritual que transe la inmediatez de lo tangible para colarse por las rendijas de la ternura, de la pasión, de la piedad, del dolor, de la soledad…en sus manifestaciones intangibles, en sus presencias evanescentes que sólo la emoción poética es capaz de aprehender. La encarnación de todos esto elementos aparece perfectamente perfilada en esa mujer que ahora es ya figura tipológica, fisonomía plural y a la vez única que atañe a su multiforme presencia a lo largo de los poemas.  
Ricardo opta a veces por alejarse formalmente de «ella» para que la objetividad de una denuncia no tropiece con ningún obstáculo subjetivo y pueda decirnos en voz alta lo que pasa; otras, el trazo grueso del «estar» que no deja ser a la mujer se convierte casi en grito; y otras, por fin, cuando la mira de frente y ve su mirada, o el azogue de unos ojos como espejos, entonces Ricardo sólo susurra atrapado por la belleza, sorprendido por la hermosura, y claudica. En lo más íntimo ha de encontrar luego el silencio de una sola palabra descriptiva, de una sola idea definitoria que nos lanza como un reto invitándonos a emularlo.
Carmen carminis, enunciado axiomático de la tercera declinación de este sustantivo, nos llena de emoción nueva, pero nos llama la atención sobre la necesidad no de recordar, sino de no olvidar que la poesía es también (y casi siempre) un modo de expresión estética atenta a la empatía; es la manera en que la poesía puede alcanzar el grado de «ser humano» que con harta gratuidad empleamos en el contexto social sin reparar nunca en que ese sintagma está abarrotado de sentido: sólo es necesario reflexionar brevemente para que su significado pleno se revele. 
Este libro es, pues, un ejemplo de ese valor incuestionable que Ricardo Fernández Moyano ha tenido la amabilidad y la generosidad de entregarnos a todos los lectores, pero, sobre todo, a nosotras, las mujeres. Es, en efecto, un libro que nos expresa y nos expone, ya que despliega el amplísimo abanico de lo femenino observado por una intuición y una sutileza poco frecuentes. Pero, por favor, entiéndase exento de todo prejuicio que de manera inclemente sería destacado por quienes todavía andan perdidos en el laberinto del género sin encontrar la salida al sexo. Carmen (Karmel) es palabra hebrea en su origen y significa «jardín de los dioses»; el Karmen árabe (sin duda procedente de la misma raíz semita) significa «parra». Dejadme enredar un poco y tomar unas uvas en ese jardín acompañado del canto y la dicción de unos poemas.

Inés Ramón
Alcañiz, marzo 2016.

"Fundido encadenado" de Rolando Revagliatti: 2da. edición-e corregida

jueves, abril 05, 2018

Información

 
 
Se encuentra disponible gratuitamente para ser leída, impresa o incorporada a bibliotecas virtuales, la segunda edición electrónica corregida y con la mayoría de los textos eliminados definitivamente, en PDF y en versión FLIP (Libro Flash), del poemario “Fundido encadenado” de Rolando Revagliatti. Hemos agregado links recíprocos (de ida y vuelta desde el índice a los poemas y viceversa) para una navegación más cómoda por el documento. El diseño integral y la diagramación es de Patricia L. Boero.

Puede descargarse en:



Quedamos desde ya agradecidos a quienes quieran y puedan difundir, parcial o totalmente, esta gacetilla.


 



YAMAGISHI & HYVÄRINEN + TURING TARPIT.

Antic Forn de Vallcarca: YAMAGISHI & HYVÄRINEN + TURING TARPIT.

 

Antic Forn de Vallcarca
YAMAGISHI & HYVÄRINEN + TURING TARPIT Dissabte, 07 d'Abril 2017 A les 19:30 hores Sòcies/Socis: 4 Euros No sòcies/socis: 5 Euros

 

Clown: MaMuShKaS.


Antic Forn de Vallcarca
 
MaMuShKaS Divendres, 6 d'Abril de 2018 A les 20:30 hores Sòcies/Socis: 6 Euros No sòcies/socis: 7 Euros Creació i interpretació de Pablo Vega Idioma: castellà
 
 

1ª RUTA DE POESIA DE DONES

1ªRUTA DE POESIA DE DONES PROPER DIUMENGE 8 D'ABRIL 11 DEL MATÍ

 

 

Nuevo poemario bilingüe (portugués/castellano, traducido por Manolo Moya) del abogado, escritor y agitador cultural Fernando Cabrita

Lanzamiento de La isla de Róbinson, de Arturo Úslar Pietri

La biografía novelada de uno de los personajes más excepcionales y sugerentes de la historia de América: Simón Rodríguez

La isla de Róbinson



Arturo Úslar Pietri
ISBN: 978-84-946483-8-0
312 páginas
PVP:19’95 €






Esta biografía novelada de Simón Rodríguez —también llamado Samuel Róbinson—, el tutor de Simón Bolívar, no es solo el retrato de un personaje excepcional, que desde su Caracas natal recorrió toda Europa hasta San Petersburgo, para luego, proseguir sus andanzas y, sobre todo, sus desventuras por lo que hoy es Colombia, Ecuador, Perú y Chile, sino también el relato de un amargo fracaso: el naufragio del proyecto ilustrado, que tanto el protagonista, como su antiguo tutelado, el Libertador Bolívar, pretendían implantar en la recién independizada América hispana.

Por tanto, Úslar Pietri pretende con esta novela no solo revivir la figura insólita de Simón Rodríguez, sino además contarnos como muchos de los males que sufre Hispanoamérica brotaron durante la tumultuosa emancipación de aquellas repúblicas.



Arturo Úslar Pietri

Nació en Caracas, en 1906, donde morirá en 2001. Como descendiente de un edecán de Simón Bolívar y de dos presidentes de Venezuela —baste añadir que su abuelo materno, el general Juan Pietri, fue presidente del consejo de Gobierno— se crio en un ambiente de honda impronta política, que se verá plasmada en la multitud de cargos que ocupó: tres veces ministro —de Educación, de Hacienda y de Interior—, secretario de la Presidencia de la República, diputado y senador, y hasta candidato a la Presidencia de la República, en 1963. 
Sin embargo, no es menor su importancia literaria, su otra vocación que se remonta a 1928, cuando en enero apareció el único número de la revista Válvula, donde publicó el editorial «Somos» y el artículo «Forma y Vanguardia», considerados como las directrices del movimiento vanguardista venezolano. Esta vocación se verá fortalecida al año siguiente con su marcha a París, para ocupar el puesto de agregado civil en la Embajada. Durante su lustro parisino (1929-1934) no solo trabará su duradera amistad con Miguel Ángel Asturias y Alejo Carpentier, sino que frecuentará a Paul Valéry, a Robert Desnos, a André Breton, a Ramón Gómez de la Serna… Lo que determinará su creación literaria y la convertirá en una de las más relevantes del continente americano. Cabe solo añadir que fue el formulador del término «realismo mágico», en su ensayo Letras y hombres en Venezuela (1948).
Su obra literaria aborda todos los géneros, en especial el ensayo periodístico, donde es copiosa, pero a la que hay que adjuntar siete novelas; la primera y más conocida es Las lanzas coloradas (1931), pero no conviene olvidar las siguientes: El camino de el Dorado (1947), Un retrato en la geografía (1962), Estación de máscaras (1964), o las recién reeditadas por Drácena Oficio de difuntos o La visita en el tiempo, más sus nueve recopilaciones de cuentos. Entre los múltiples reconocimientos que recibió, destaca el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, que se le concedió en 1990.


Para más información:
Nacho Wilhelmi
Responsable de comunicació
Telf: +34 607 23 14 67nacho@editorialdracena.com

Puentes Culturales_ RECITAL ZARABANDA

jueves, marzo 22, 2018


“Vermut y leche de teta” de Valentín Martín

martes, marzo 20, 2018

“Aquel que fuera niño mimado de Manuel Alcántara, aquel viajero junto a Di Stéfano a Moscú cuando entrenaba al Madrid (Di Stéfano, no Valentín) o comía en bares vallecanos lentejas viudas con el obispo Alberto, el Iniesta obrero –Dios lo abrace–, aquel juornaliste que se bebió la vida sin perderse en las llagas de la sed, aún no se consiente el reposo. Y porque sabe de lo corrupto del aire no renovado, aventa ahora estas crónicas de la trajinería madrileña trufadas de recuerdos, estas que tienes, lector, en las manos. Ni siquiera Noé en su arca florida reunió a tantos animales de telón y escena. Ni siquiera el bíblico galpón fue tan divertido y vario como estos repertorios de novicia y yogurt, tan aparentemente deslavazados, tan certeramente tramados. Tan sugerentes, tan imposibles de abandonar. Los episodios que Valentín Martín trae en su bandeja de folios tienen la forma y los colores de un arco iris retorcido por el sobresalto. Y son, a más de una baraja de ilusionista en donde siempre aparece la carta diana, un fusil que dispara inteligencia y misericordia. Hay en ellos tanta ternura a tientas como agudezas provocadoras. ¿Es posible reunir –me pregunto– a Usain Bolt, Heráclito, Jorge Semprúm en Buchenwald con las señoritas a domicilio visitadoras de Avon? ¿Todos en un mismo texto y lograr que la columna funcione como una cariátide adolescente? Sí, me contesto rotundo, sí, si su Fidias es Valentín Martín. Porque así es la vida, lo mestizo y caudal. (Francisco Caro, fragmento del prólogo)
Valentín Martín estudió Magisterio y Humanidades en Salamanca y Periodismo en Madrid. Ejerció la enseñanza dos años y el resto vivió de escribir. Ha escrito 25 libros. El número 26  es un poemario  llamado Santa Inés para volver (Versos de la memoria), que recoge la historia de sensibilidades de su pueblo. Periodista, escritor y poeta, ha publicado en la última década libros de  relatos  como La vida recobrada o Avispas y cromosomas; el ensayo Los motivos de Ultraversal y los poemarios Para olvidar los olvidosPoemario inútil, Los desvanes favoritos, Memoria del hermano amor, Estoy robando aire al viento, Suicidios para Andrea y Mixtura de Andrea. A caballo entre los años 60 y 70, escribió dos poemarios y dos ensayos: Veinte poetas palestinos y El periodismo de Azorín durante la Segunda República, inicio de un largo trabajo dedicado a la literatura. En Lastura ha publicado en diciembre de 2017 el libro de crónicas y relatos Vermut y leche de teta.

J.P. Pablowski, la nueva novela de Samuele Arba

jueves, marzo 15, 2018

LANZAMIENTO EL 19 DE MARZO

PRODUCTO EN PREVENTA.
SINOPSIS:
Como telón de fondo la precaria situación del derecho básico a tener vivienda propia, Sal, parado de larga duración, se ve involucrado casi por casualidad en el secuestro del señor Blanco.
Mientras una tormenta de lluvia y viento azota Tarragona, el detective privado J.P. Pablowski, después de haber pasado años persiguiendo a cornudos y adúlteros, tendrá el encargo de encontrar al señor Blanco.
Sin embargo, J.P. Pablowski nunca habría imaginado que ese secuestro destaparía una historia de abusos y asesinatos.

http://ojosverdesediciones.com/producto/j-p-pablowski/

XII CONCURSO LITERARIO INTERNACIONAL “ÁNGEL GANIVET”


 

BASES COMPLETAS DEL XII CONCURSO LITERARIO INTERNACIONAL “ÁNGEL GANIVET”

El Concurso Literario Internacional “Ángel Ganivet”, que contempla modalidades de cuento y poesía proponiendo estos géneros en años alternos, convoca su duodécima edición, correspondiente a la modalidad de cuento. Las siguientes son las bases que finalmente lo rigen:


1. Pueden participar todas las personas que lo deseen, cualquiera que sea su nacionalidad, siempre que presenten cuentos (un por cada concursante) en lengua española, originales e inéditos, no publicados en ningún tipo de formato ni total ni parcialmente (incluido Internet), no premiados o pendientes de fallo en otros concursos, o a la espera de respuesta en un proceso editorial. El incumplimiento de esta primera base descalifica automáticamente al participante.

2. El tema será libre.

3. El original deberá estar mecanografiado a doble espacio, utilizando un tipo Arial, Times New Roman o similares, a 12 puntos. En documento a tamaño A-4, por una sola cara. Respetando unos márgenes no inferiores a los 2,5 cm en cada dirección (laterales y superior e inferior).

4. El original de la obra se presentará únicamente en formato digital. El trabajo deberá ser enviado a la dirección electrónica: concursoliterarioaganivet@gmail.com

5. En el asunto del mail se especificará: “Para el XII Certamen Ángel Ganivet”. Se enviarán en el mismo correo dos archivos adjuntos en formato Word:

a)  En un archivo  que será denominado con el  TÍTULO DE LA OBRA  en mayúsculas (ejemplo: DON QUIJOTE DE LA MANCHA), se enviará la misma bajo seudónimo. No se aceptarán como seudónimos los nombres artísticos ni alias tan difundidos, por ejemplo en medios digitales, que permitan identificar al autor. 

        ‒ En el inicio de la primera página se colocará el NOMBRE DE LA OBRA y en la línea sucesiva el SEUDÓNIMO, seguido del texto.

    ‒ No se aceptarán envíos que incluyan, dibujos, fotos, links externos o cualquier otro tipo de adorno ajeno al propio texto.

b)  En otro archivo denominado con el TÌTULO DE LA OBRA – PLICA en mayúsculas (ejemplo: DON QUIJOTE DE LA MANCHA – PLICA), se enviarán los siguientes datos personales:

Título de la obra
Seudónimo
Nombre(s) y apellido(s)
Año de nacimiento, ciudad y país de origen
Dirección de domicilio completa, incluido el país
Teléfono(s)
Correo electrónico 
Breve currículo literario (no deberá sobrepasar una página).

c)  Como los datos resultan esenciales a la hora de informar a los reconocidos por el Concurso, si inicialmente no son enviados completos, no será aceptada esa participación.

6. Exigencias formales:

a. La obra tendrá una extensión máxima de 10 páginas.
b. No se aceptará un conjunto de cuentos, sino un único cuento.
c. Las páginas estarán debidamente numeradas. Sin faltas de ortografía.
d. El incumplimiento de estas reglas implicará la descalificación.

7. Se concederá un único premio al mejor cuento.

8. El premio consistirá en: retrato del ganador en óleo sobre lienzo valorado en seis mil euros y diploma. El retrato será pintado por Alejandro Cabeza, reconocido artista español cuyas obras, especialmente centradas en figuras consagradas de la literatura en lengua hispana, forman parte de las colecciones permanentes de museos provinciales y nacionales españoles y extranjeros, entre los cuales el Museo Nacional del Teatro, tantas Casas Museo de reputados escritores ‒tales como el Museo Casa Natal de Cervantes o la Casa-Molino Ángel Ganivet‒, prestigiosas Universidades e instituciones tan emblemáticas para nuestra lengua como la Real Academia Española o la Academia de Buenas Letras de Granada. El galardonado se comprometerá formalmente a enviar el material fotográfico requerido a la mayor brevedad y cumpliendo con las normas que se le facilitarán llegado el momento.

9. El plazo de admisión de originales terminará el 15 de julio del año 2018 a las 24:00 horas de Finlandia.

10.  El fallo será inapelable y se hará público durante la entrega de premios que tendrá lugar en el Salón de Actos de la sede de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación,  la Ciencia y la Cultura en Madrid (España), el 21 de noviembre del año 2018 a las 18.00 horas. Si el premiado no puede acudir por sus propios medios, queda autorizado para designar a un representante que asista al Acto de Premiación en su lugar. O será representado, presumiblemente, por un miembro del Cuerpo Diplomático de su país.

11. Los organizadores de este certamen se reservan durante un año, exento de retribución alguna a favor de los autores, el derecho en exclusiva de publicar y difundir por cualquier medio los trabajos premiados y finalistas si así lo considera pertinente. Así mismo, también pasado ese plazo de tiempo, los organizadores de este certamen podrán publicar y difundir por cualquier medio, siempre con el generoso fin de contribuir a la expansión de obras literarias de valía incontestable, los trabajos premiados y finalistas sin obligación de remuneración pecuniaria alguna a sus autores. Una antología compuesta por el relato ganador y los diecinueve relatos finalistas será publicada, previsiblemente en formato digital, en los meses sucesivos a la entrega de premios. Dicha antología será difundida entre las direcciones que componen la amplia base de datos de este certamen, entre las que se encuentran las de numerosos críticos literarios, editores, docentes e investigadores de la literatura en ámbito académico, escritores y amantes de las letras en general.

12.  El ganador del XII Concurso Literario Internacional “Ángel Ganivet” deberá tener autorización de los organizadores de este certamen para cualquier acción que involucre a los textos premiados durante un año a partir de la fecha de la Premiación.
Los premiados se comprometen a mencionar el Concurso cada vez que publiquen el texto por sí mismos, o a garantizarlo cuando autoricen que el texto sea publicado por otros medios.

13.  El Comité Organizador de este Concurso y su Jurado no mantendrán comunicación alguna con los participantes respecto a sus textos, ni ofrecerán ninguna información que no sea el propio fallo recogido en el Acta Oficial de Premiación.

14. La composición del Jurado Calificador será dada a conocer al hacerse público el fallo del certamen.

15.  El hecho de concurrir al XII Concurso Literario Internacional “Ángel Ganivet” implica la total aceptación de estas bases, cuya interpretación se reservan los organizadores de este certamen y su Jurado Calificador.



Con la colaboración de
Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación,
la Ciencia y la Cultura,
Cátedra Libre de Cultura Andaluza de la Universidad de La Plata (Argentina),
Universidad de Oviedo (España),
Universidad de Guadalajara (México),
Universidad Simón I. Patiño (Bolivia),
Academia Hispanoamericana de Buenas Letras,
Academia de Buenas Letras de Granada,
Academia de las Ciencias, las Letras y las Artes Abulenses,
Institución Gran Duque de Alba (Excma. Diputación Provincial de Ávila),
Institutum Pataphysicum Granatensis,
Academia de Juglares de Fontiveros
 y las Embajadas en España de:
Bolivia, Ecuador, Guatemala, México y República Dominicana

Patrono de honor
Universidad de Helsinki (Finlandia)

Para más información: 
concursoliterarioaganivet@gmail.com
nuestra Web: https://sites.google.com/site/concursoliterariointernacional
nuestro Blog: http://angel-ganivet.blogspot.com

El oráculo de la Recova, nuevo libro de Jorge Colombo

Un personaje del siglo XXI -Jorge Ferrari- se infiltra en la madeja de acontecimientos, en un remoto paraje del imperio español ubicado sobre las costas del Río de de la Plata en los siglos XVIII y XIX. En su diálogo con parroquianos y notables de la época, encuentra caminos que lo llevan a participar de aventuras -insólitas a veces- relacionadas con los antagonismos del poder español y británico en la Colonia de Buenos Ayres. Su migración en el tiempo transcurre por inesperados portales del tiempo, abiertos en los pozos de descartes que hoy guardan reliquias urbanas de otros épocas.
Los títulos de algunos capítulos resumen la combinación de hechos históricos e insólitas acciones: El oráculo de la Recova; El Pozo de los Dominicos; El tesoro de las Cajas Reales; El aerostato de los Montgolfier en la Villa de Buenos Ayres; Fuga del Fuerte de Buenos Aires; Los túneles minados de Sentenach; En Ciudad Patagonia; La fórmula secreta; Sucedió en el hueco de las ánimas.


https://www.bubok.es/libros/12510/El-Oraculo-de-la-Recova

Presentació del llibre: Racismo y sexualidad en la Cuba colonial.

jueves, marzo 08, 2018

Dijous 15 de març a les 18.30h. us convidem a la presentació del llibre:
Racismo y sexualidad en la Cuba colonial. Intersecciones
Intervindran:
VERENA STOLCKE, antropòloga i autora del llibre i FINA BIRULÉS, filòsofa.
Lloc: Espai Contrabandos, carrer Junta de Comerç 20, Barcelona.


A través del estudio de las políticas y de las prácticas matrimoniales en la Cuba esclavista del siglo XIX, Verena Stolcke desarrolla en este libro una teoría del racismo como doctrina legitimadora de las desigualdades sociales que asimismo permite explicar las diferentes formas de dominación y control socio-sexuales a que estaban sometidas respectivamente las mujeres de color y las blancas en esta sociedad colonial. Propone un modelo de análisis relacional de los valores sexuales y de las jerarquías de género en función de los procesos de reproducción de la desigualdad social y estudia, desde esta perspectiva, los matrimonios interraciales c ontrastándolos con el ideal del matrimonio endogámico intraracial, el concubinato como consecuencia del rechazo de los primeros y el rapto como estrategia de superación de los prejuicios y discriminaciones socio-racistas y sexistas pone en tela de juicio la frecuente confusión entre diferencia y desigualdad y con ello aquellas teorías que condicionan la igualdad en la semejanza natural. "Racismo y sexualidad en la Cuba colonial" es un encuentro innovador entre la antropología y la historia que no solo permite comprender uno de los rasgos esenciales de la sociedad colonial —la legitimación racial-sexual de la explotación colonial. Además aporta pistas teóricas para interpretar el rebrote racista y la alarma pro-natalista en la Europa actual.

PRESENTACIÓN DE "LUZ, MÁS LUZ" de Manuel M. Forega

jueves, febrero 22, 2018


HERO CARMINA, el nuevo poemario de Ricardo Rubio

HERO CARMINA, un círculo vital completo

 

Tal y como indica el propio autor en el preliminar de Hero Carmina, nuestra andadura a través de las 67 páginas que lo componen es un viaje “heroico” a través de la existencia.
Como siempre que se afronta una buena lectura, las “maletas a llenar” son varias y con distintos equipajes. En mi caso, las he preparado para realizar un viaje heroico, sí, pero a través del consciente y del propio subconsciente del protagonista. Un viaje que no por enmarcarse en la heroicidad (ya el simple hecho de vivir lo es) está exento de dudas, miedos y cotidianidades.
El poemario está dividido en tres bloques o apartados, y mediante esta estructura el lector conocerá los diferentes estadios del “Héroe” y su desarrollo, desde la niñez hasta el ocaso, por lo que se cumple un ciclo vital completo.

PARTIDA
Bajo este apropiado título da comienzo la aventura, en la que nos remontamos a la niñez, al descubrimiento de todo cuanto acontece, sin reparos ni cortapisas. Es por tanto el ámbito del “Ello” freudiano, donde las primeras pulsaciones abarcan la creatividad sin condiciones (Un periplo sin fechas heroicas, pag. 13), los sueños que se han de forjar, y las primeras preguntas ante la propia vida:

frag.
“Los primeros intentos despuntan las pasiones,
la necesidad del aire, la lujuria;
solo son señuelos, metáforas de salva.
¿Por qué cargo entonces una lanza
   y un escudo sobre estos pies?
¿Un lápiz de sueño en cada mano?
¿Qué busco en el calor de un astro en guerra
   si lo correcto importa a nadie? …”


Los lugares son aun indefinidos, todo sucede como entre bruma, todo está a medio construir, hasta que aparece la razón, el pensamiento abstracto, y la posibilidad de nombrar y nombrarse (La posibilidad de un héroe como proyecto, pag 14):

frag.
“El tiempo traza sueños,
blande armas, ideales, corrige,
y retazos de leyenda buscan
   un después que la nombre.
Así llega al destrozo
   entre noches y pensamientos de amor,
desde una tiniebla sin horario,
desde un sitio indefinido…”

Aquí aparece ya la auto-consciencia y por lo tanto empieza a formarse, poco a poco, un nuevo escenario. El niño ha avanzado en su aprendizaje, éste pesa y se entreabre a la vergüenza, a la carga y a las aflicciones. Nuestro “Héroe” empieza a constatar que la vida no es tal como la “inventamos” y eso conlleva contradicciones, dudas y oscuridad (La lucha interior del adalid, pag. 17):

frag.
“Veo la oscuridad
   y no sé si la noche es la de afuera.
Todo se va cuando la mano injusta
   desborda la tarde,
se ahoga el sentido y se opaca el derredor. 

La mentira es insolencia,
albur en vísperas de un abismo,
anticipo de una idea hecha pesadilla.
Estoy habituado a ese murmullo
   y el caos parece sensato,
necesario, jubiloso…”,


por lo que el proceso de “formación” del héroe se convierte en menos ideal y más carnal dando paso a la realidad del ser humano, con sus miedos y frustraciones (Cavilaciones de peso frente a la naturaleza de las cosas, pag. 22):

frag.
“…Quizá los deseos se cifren en presente
   y adjetiven un futuro con lealtades
o con un abrazo redentor,
pero llegan los vacíos y el lamento,
el sonido de los pasos que no di,
los corredores insospechados,
la infamia de la ceniza.
Los gritos son parte de ese azar,
de ese temblor indetenible…”


Nace también la necesidad de auto-afirmación, la búsqueda de certezas, ya sin bruma, con paisajes internos cada vez más concretos (Alrededor, la oscuridad de la materia, pag. 30):

frag.
“…No comprendo la razón del ser
ni el ser de la razón;
sólo siento la inquietud,
el altercado entre lo desparejo
   y la vacilación del orbe, fingiendo ingenuidad…”,


y afirmaciones que nos abren la puerta de otra habitación muy distinta, la puerta de la madurez (Temblores entre la sombra y la luz, pag. 32):

frag.
“…El sol insiste en conocerme,
en sembrar sentido
ante el umbral de un estrago.
¿Cuál es la llave de este abecedario
fundado en el cansancio
donde la reflexión se deshace
y el corazón late a ciegas?…”


GESTA

Llegamos así al segundo bloque de Hero Carmina, donde el protagonista se ha hecho ya a sí mismo, abandonamos por tanto el ámbito más pasional  y nos adentramos en la madurez del individuo, en la búsqueda del equilibrio entre la pulsación inconsciente del “Ello” y la aceptación de la realidad con sus limitaciones, normativa, ética y moral. Entramos de lleno en el ámbito del “Yo”. Aparecen, por tanto, distintas cadenas de mando, conceptos como la soberbia o la vanidad (El puro imposible del honor, pag 36) y el “cansancio” del protagonista ante los avatares de esa gesta que es la vida.

frag.
“…El tumulto no es música del viento,
es sangre rota, espuma de triza, desánimo.
No quisiera estar aquí
sino regando el verde de la tierra…”


El héroe (que aquí empieza ya a perder su inicial en mayúsculas) comienza a ser consciente de su debilidad, de sus tropiezos (Balbuceos de la razón, pag. 38) por otra parte necesarios para su avance-:

frag.
 “…Sólo intento superar la asfixia,
la opresión, el tedio, la acidez,
la desolada esperanza de equidad.
¿Dónde, la lógica, el juicio, la razón?…”
;


y toma conciencia de su ser y de sus orígenes (Unguis et rostro supra eorum, pag. 40):

frag.
“Soy Narmer,
soy Sargón el tirano,
el escudero huérfano de Aníbal Barca,
el primer ballestero de la Torre del Este,
un escritor manco o el guardián pontonero
de la última fortaleza de Atenas;
soy el timonel
de Pedro Sarmiento de Gamboa,
un segador gallego de Forcas, desocupado
y sometido a la injusticia.
 

Soy todos en esta cadena seminal,
un retal de polen,
una progenie de grises
   destinada a cuidar el mundo
   y mantener las fechas…”


Nuestro héroe no solo vive, inventa, camina y crece como lo hacía en “Partida”, en “Gesta” empieza ya a “recordar”. Las experiencias vividas le permiten pues la valoración, la confrontación y la toma de conciencia “del mundo” (Los tiempos de remanso dilatan las horas, pag.42):

frag.
“…Lo cierto es que el tiempo afloja los postigos,
las cenefas, los ideales;
sacude los relojes,
los cansa, los consume,
luego cruza los cuartos y desaparece
para consentir el sueño…”


 (Cicatrices de la ficción, pag. 43):

frag.
“…El estrépito de la calle impide oír la soledad,
sólo caminar parece cierto
a pesar de la ceguera.”


A estas alturas de la evolución del personaje, éste empieza a doblegarse ante ese mundo que digiere y que, en mayor o menor medida, comprende, y por ello, se somete ante él (Parpadeos de un derrotero heroico, pag. 44):

frag.
“Los caminos se obstinan en contar mis pasos,
devotos de este acero, lo buscan con avidez,
lo alientan al ensueño,
lo llevan a crear una utopía,
a traducir la risa al idioma que convenga…”



No se trata solamente de la asunción del mundo si no que asume plenamente, y a su vez, la relatividad de su “heroicidad”, otorgándole realismo y contundencia. Ahora ya no se trata del adalid que se lanza a la batalla para buscar gloria o riqueza, si no de un asalariado ante la sociedad que lo gobierna (Friegas de escombro en el abertal de la noche, pag. 46):

frag.
“…Una paga miserable
me obliga a repetir la bravura.
Me atrevo a respirar todo el tiempo
y dejo el aliento en lo inútil,
sirvo a otro, me derrocho.
Es de cemento la comedia.
Reverberan las sombras de la ciudad
a lo largo de calles tácitas
por donde vago sin son y sin remedio.
Hay condenas, iniquidad, desahucios,
y tanto espacio en las praderas…”

Y aparece, inevitablemente, el desconsuelo: Ciego, sordo, simiesco/ agitado por la carga,/ busco coartadas para respirar/ en un abismo de carbón”

Y con el desconsuelo abandonamos este periplo para adentrarnos en el último apartado del poemario.

RETORNO
La comprensión del pasado lleva a nuestro héroe (aquí, definitivamente, lo escribimos con minúscula) a la búsqueda de la serenidad. Hemos llegado al “campamento” del “Superyó” donde las valoraciones punitivas y las reflexiones incriminatorias no son tratadas simplemente como aceptaciones de las normas sociales y la entonación de un “mea culpa” al uso, si no más bien,  como la asunción del propio ser (“Ahora soy de nadie/ de todos desaparezco”). Nuestro protagonista regresa a los lugares apacibles en busca de algo de amabilidad, abandonando contiendas y refriegas (Redención por el solaz, pag. 54) consciente del desaliento y de la soledad, aspecto éste último que cobra, aquí, una dimensión casi emancipadora.

frag.
“…Dejo la armadura en la calle
   y a dos pasos la alabarda.
Vuelvo por el fuego sencillo,
por el calor de la cena.
No tardaré en retomar el trabajo,
el cometido de viento,
la voluntad de ser al filo de un barranco…”


El regreso, el recuerdo, el desamparo, el remedio o el cansancio se convierten en este último capítulo en compañeros de viaje de nuestro héroe, tan protagonistas como él mismo, con tanto peso, tanta carga, tantas verdades y tantas otras mentiras en su haber. Y entre todos ellos, nos llevan de la mano hasta al último de todos los pasajes, de todos los andenes, de todas las estaciones, nos llevan directos al olvido.
Así acaba el círculo, el héroe que poco a poco va abandonando la “Idea” en favor de su propia  “Existencia” fundido en los poemas que lo dibujan y definen a lo largo del ciclo vital, el suyo, el nuestro, el de la humanidad.

Marian Raméntol
Febrero 2018

"Leopoldo de Luis i l'amistat en temps de guerra" a la tertúlia Ética i Poesia

jueves, febrero 15, 2018


Presentación nueva colección de poesía raro Pegaso y su primer título Fragmento de la nada de Mario Álvarez Porro

Presentación nueva colección de poesía raro Pegaso y su primer título Fragmento de la nada de Mario Álvarez Porro

Acto de presentación de la nueva colección de poesía raro Pegaso, auspiciada por el sevillano sello editorial Ediciones en Huída, y de su primer título, Fragmento de la nada de Mario Álvarez Porro.


El acontecimiento tendrá lugar el próximo
sábado 24 de febrero a las 18 horas
en la librería La botica de los lectores
c/ Asunción 15 Sevilla

Lanzamiento de "Sergio", de Manuel Mujica Láinez

La novela inédita en España de Mujica Láinez sobre la belleza y sus peligros

Sergio
 

Manuel Mujica Láinez
Prólogo de Luis Antonio de Villena
ISBN: 978-84-946483-6-6
230 páginas
PVP: 15,95 €



 
Sergio es una de las últimas novelas de Mujica Láinez, que permanecía inédita en España. Por si esto no avalase ya su publicación, es quizá, como nos advierte Luis Antonio de Villena en el prólogo, la que inaugure su último periodo narrativo, mucho más «juguetón», pero no por ello exento de la agudeza que caracteriza, con la elegancia, toda su literatura.
Por si todo esto no fuera suficiente aliciente para su edición y lectura, Sergio trata un asunto capital en la obra del gran novelista bonaerense: la belleza, y esta como un fenómeno deslumbrante para quienes la contemplan cuanto atormentador para quien la posee; tanto es así que la belleza se alza en Sergio como el único acontecimiento que dota de sentido al anodino y hosco trasiego de la vida.
El argumento cuenta los avatares de un joven, Sergio Londres, codiciado por su belleza por diversos personajes para su exclusiva posesión, ante lo que no puede sino huir hasta encontrar el sosiego en otro ser tan hermoso como él, Juan Malthus. Al punto que todos los jocosos cuanto patéticos enredos, en los que se ve envuelto el protagonista, abocan en el amor como solución; y en el caso de Sergio Londres, en el amor homosexual.

Manuel Mujica Láinez

Nació el 11 de septiembre de 1910, en Buenos Aires, y murió el 21 de abril de 1984, en Córdoba (Argentina). Descendiente de una de las familias fundadoras de la nación y hasta de la propia capital, se crió en un ambiente aristocrático, al punto que sus estudios primarios y medios transcurrieron en París, tras unos años previos en Londres. Apenas sí concluyó algunos cursos de Derecho en Argentina, para ingresar en el diario La Nación, donde, desde reportero de ecos de sociedad, ascendió hasta convertirse en un reputado colaborador y crítico de arte. Cuando se jubiló en 1969, se instaló en su caserón, El Paraíso, en Cruz Chica (Córdoba), donde transcurriría, entre sus viajes incesantes, el resto de su vida.
Su obra literaria encara varios géneros, como la poesía y el ensayo estético, pero es la narración y, especialmente, Bomarzo (1962) la que lo daría a conocer al mundo y le reportaría diversos galardones internacionales, y hasta sería transpuesta a ópera, con música de Alberto Ginastera. Otros de sus títulos más reputados son Aquí vivieron (1949), Misteriosa Buenos Aires (1950), Los ídolos (1952), La casa (1954), El unicornio (1965), Crónicas reales (1967), El gran teatro (1970) y El laberinto (1974). Drácena ha editado, en esta misma colección y en 2015, otra de sus novelas más irónicas, De milagros y de melancolías, hasta ese momento inédita en España.


 

Para más información:
Nacho Wilhelmi
Responsable de comunicación
 

Presentació de "LA SEMILLA DEL ÓXIDO"

miércoles, febrero 07, 2018

és un plaer informar-vos, i convidar-vos, a la presentació de  "LA SEMILLA DEL ÓXIDO" de José Luis García Herrera.

LA SEMILLA DEL ÓXIDO - Premio Internacional de poesía Miguel Hernández-Comunidad Valenciana 2017.

L'acte tindrà lloc a la Llibreria Documenta - Pau Claris, 144 - Barcelona, el dia 15 de febrer a les 7 de la tarda.

Ponents: José Corredor-Matheos, Guillem Vallejo i Juan Pastor, editor de Devenir Ediciones.

Puentes Culturales: presentación de ibros

jueves, febrero 01, 2018


AGENDA FEBRERO 2018 ACEC - AGENDA FEBRER 2018 ACEC


"Cuaderno 001" Nueva Novela Corta De Manuel Gris

 
jueves, 22 de febrero a las 19:00

Librería Gigamesh
Calle Bailen, nº8, 08010 Barcelona